Apuran los cambios a la ley de ART para tratar de reducir los juicios laborales

Apuran los cambios a la ley de ART para tratar de reducir los juicios laborales

En Diputados, el Gobierno logró dictamen con menos apoyo del que esperaba. Se opusieron los K, un sector del massismo y Stolbizer. Se trata mañana, pero hay dudas con el quórum.

cgalvan@clarin.com

El oficialismo fue a cumplir con un simple trámite, pero terminó cortando clavos ayer para conseguir las firmas del dictamen de la ley de reforma de ART. Aunque obligado a negociar hasta último momento, el oficialismo en Diputados logró anoche que parte de la oposición dialoguista acompañara el despacho de mayoría, con lo que la iniciativa quedó en condiciones técnicas de ser tratada en la sesión convocada para mañana.

Cuando el dictamen estaba circulando para su firma, el jefe del bloque del PRO, Nicolás Massot, se acercó al sector en el que estaban sentados varios miembros del bloque Justicialista.

"¿Perdoname, Nicolás, cómo van a hacer para lograr el quórum el miércoles?", le preguntó Diego Bossio.

"¿Con unos sandwichitos no alcanza?", bromeó el macrista.

Lo cierto es que por las disidencias que provoca la iniciativa impulsada por la Casa Rosada, el oficialismo podría tener problemas para reunir el quórum -es de 129 diputados- para arrancar la sesión. "Quedan dos días por delante", dijo anoche a Clarín Massot. Las resistencias quedaron de manifiesto durante las exposiciones de diferentes diputados en el plenario de las comisiones de Legislación del Trabajo y de Presupuesto.

 

Hubo más voces en contra que a favor, aunque a la hora de las firmas el resultado fue inverso.

El Frente Renovador de Sergio Massa firmó dividido. Facundo Moyano argumentó que el proyecto que cuenta con media sanción del Senado y el aval de la CGT es "inconstitucional".

El hijo del líder camionero también sostuvo que la iniciativa pone el foco en bajar la litigiosidad en vez de disminuir la siniestralidad.

Otro massista, Felipe Solá, tampoco acompañó el dictamen. Dijo a Clarín que optó por no firmarlo porque no estaba "del todo" en tema, aunque aclaró que apoya al actual triunvirato que conduce la CGT. Como viajará a Corrientes mañana, tampoco votará el proyecto.

Del espacio que conduce Massa tampoco firmó el camionero Jorge Taboada. El canillita Omar Plaini, aliado histórico de Hugo Moyano, se fue antes. El otro sindicalista que se diferenció fue el metalúrgico Abel Furlan, quien apoyó el dictamen de minoría del Frente para la Victoria.

Los "dipusindicales" que sí acompañaron el dictamen fueron el líder cegetista Héctor Daer, del massismo, y dos del bloque Justicialista, el petrolero Alberto Roberti y el mecánico Oscar Romero. Hasta último mo- mento, el oficialismo debió negociar a la vista de todos con los integrantes de ese bloque. Sin su apoyo, no habría logrado el dictamen.

Entre otros puntos, el proyecto fija como "obligatorio y excluyente" la actuación de las comisiones médicas como "instancia administrativa previa" a la presentación del trabajador ante la Justicia en reclamo de una indemnización por enfermedad o incapacidad.

"Es la ley posible en este momento", dijo anoche Daer.

Con la iniciativa en lista de espera para ser tratada en Diputados, el Gobierno sacó enero un DNU que modificaba el régimen de las ART. La excusa fue que era para evitar la catarata de juicios que, pronosticaban, se presentarían en febrero cuando terminara la feria judicial. La sospecha en el Congreso es que se había elegido la vía del decreto porque el oficialismo temía que el tratamiento de la ley se le "empiojase" en Diputados. La semana pasada, y ante la perspectiva de que la oposición se abroquelara en el Congreso y rechazase el DNU, la Casa Rosada llamó a extraordinarias para tratar la ley.

Al defender el proyecto, el presidente de la Comisión de Presupues- to, el macrista Luciano Laspina, dijo que sólo el 1° de febrero se habían presentado en Rosario 400 demandas judiciales en materia laboral.

"El decreto fue para evitar la avalancha de juicios que se nos venía", dijo Laspina. Roberti, titular de la Comisión de Trabajo, rescató el llamado a extraordinarias, "que viene a poner las cosas en su justo lugar".

Después, el macrista Eduardo Amadeo subrayó que la siniestralidad laboral viene bajando en el país pero que la "litigiosidad aumento 2.600% en los últimos 12 años".

Laspina destacó que la norma beneficiaba a las Pymes,. que son las que "menos espalda financiera tienen" para enfrentar los juicios.

Margarita Stolbizer, líder del GEN y aliada parlamentaria del massismo, fue con un dictamen propio de rechazo.

"El único objetivo del proyecto oficial es cercenar los derechos de los trabajadores. El Gobierno quiere bajar la litigiosidad en vez de los accidentes o enfermedades laborales", dijo la diputada bonaerense.

En nombre de su bancada, el jefe del FpV, Héctor Recalde, anunció el rechazo a la iniciativa oficial. "Esta ley va a ser declarada inconstitucional, pero no sé dentro de cuántos años ni de cuántas muertes ni de cuántos accidentes no resarcidos", dijo el diputado K. También el bloque del FIT, con Néstor Pitrola a la cabeza, rechazó la ley y se preguntó cuál era la urgencia para sacar la ley en "un trámite exprés".

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino