Corea del Norte lanza otro desafío durante la visita del enviado de EE.UU. a China

20/03/2017
Internacional Clarín El Mundo Pág. 22
Las relaciones Washington-Beijing. El régimen norcoreano

Corea del Norte lanza otro desafío durante la visita del enviado de EE.UU. a China

El régimen de Pyongyang realizó el ensayo de un motor de alto rendimiento para cohetes, justo cuando el canciller de Trump buscaba con su par chino cómo aplacar las tensiones.

BEIJING. AFP, DPA, EFE Y CLARÍN.

Ya se está convirtiendo en costumbre: cada vez que la importancia de EE.UU. se hace sentir en Asia, Corea del Norte saca músculo. En la tercera demostración de fuerza del año y coincidiendo con la presencia del canciller estadounidense en China, el régimen de Pyongyang celebró ayer el ensayo, en tierra, de un motor de alto rendimiento para cohetes. Al presentar el nuevo motor, la agencia norcoreana de noticias sólo mencionó fines no militares (“consolidar los fundamentos científicos y tecnológicos para alcanzar los máximos niveles de puesta en órbita satelital”), pero el desarrollo es de la Academia Nacional de las Ciencias de la Defensa, responsable del armamento del país, y el propio Kim Jong-un presidió el ensayo. “Todo el mundo dará testimonio del importante significado de la gran victoria de hoy”, dijo el líder norcoreano.

Como ya ocurrió en febrero con la visita a EE.UU. del primer ministro de Japón; y también en marzo con la llegada a Corea del Sur del escudo antimisiles estadounidense; el anuncio de los ensayos coincide con eventos que demuestran la alianza entre la Casa Blanca y los gobiernos de la región.

Aprovechando el viaje de Shinzo Abe, Kim lanzó un misil hacia el Mar de Japón. Cuando comenzó el despliegue del Thaad, lanzó cuatro.

Qué hacer con la amenaza militar de Corea del Norte fue precisamente el tema que trató ayer elcanciller de Donald Trump, Rex Tillerson, con el presidente de China, Xi Jinping. Beijing era la última escala de una gira que incluyó a Tokio y a Seúl con Pyongyang como preocupación principal. Pese a las prohibiciones de la ONU, en 2016 Corea del Norte ensayó más de 20 pruebas balísticas y 2 nucleares. En su discurso a la nación de principios de año, Kim había dicho que el país estaba en los últimos ensayos de un misil intercontinental capaz de cargar una bomba atómica y alcanzar las costas de EE.UU.

Para seguir con las provocaciones, la página oficial norcoreana Uriminzokkiri subió ayer a su sitio de Internet un video con las imágenes de un barco que representa al Carl Vinson (el portaaviones que EE.UU. usa en las maniobras conjuntas con Corea del Sur) siendo atacado y extinguiéndose entre las llamas. En el clip de 170 segundos también se ve un bombardero estadounidense B-1B siendo abatido igual que el portaaviones. La grabación termina con una denuncia contra las maniobras de Washington y Seúl, que según Uriminzokkiri tienen el objetivo de “decapitar” el liderazgo norcoreano, lo que equivale a “una declaración de guerra”. “Llevará solo a la aniquilación de EE.UU.” concluye el video, con imágenes del último misil norcoreano y de una vasta operación de artillería.

Tras reunirse ayer con Xi Jinping, Tillerson dijo que la conversación entre los dos países para terminar con la amenaza nuclear de Pyongyang había sido “sincera y constructiva”. Antes de ver a Xi, su lenguaje había sido menos diplomático: dijo que se había terminado la “política de la paciencia” con Corea del Norte y que todas las opciones, también la militar, estaban sobre la mesa.

“Si hay caos en Corea del Norte, será un desastre para China”, decía un editorial del diario The Global Times publicado durante la visita de Tillerson a Beijing. Según el diario chino en inglés, EE.UU. y Corea del Sur no tienen derecho a poner a China ante una situación de enfrentamiento.

China pide que se reanuden las negociaciones pacíficas con Kim Jongun pero hasta ahora Corea del Norte ha rechazado todas las que impliquen terminar con su programa nuclear y justo eso es lo que exige Estados Unidos. Por otro lado, la Casa Blanca rechaza la propuesta china de que Corea del Norte suspenda actividades nucleares y con misiles a cambio de que Seúl y Washington suspendan sus maniobras conjuntas. La llegada del Thaad a la zona, que irrita a Beijing porque rastrea misiles norcoreanos pero también chinos, ha complicado aún más un posible acuerdo.

Tras meses sin tuitear nada contra China, Trump se desahogó el viernes.

“Corea del Norte se está portando muy mal; llevan años ‘jugando’ con los Estados Unidos China ha hecho poco por ayudar”, escribió en la red social poco antes de que Tillerson llegara a Beijing. Como para no ponérselo demasiado fácil.

Notas relacionadas
CARRERA ARMAMENTÍSTICA

○ Aunque en los últimos meses creció el ritmo de ensayos, el programa balístico de Corea del Norte tiene casi 40 años.

 

En 1970 comenzó a trabajar en una versión del misil soviético Scud-B, del que fue ampliando el alcance hasta llegar a más de 6 mil kilómetros. En septiembre de 1999 y gracias a la mejora de las relaciones con Washington aplazó los ensayos de misiles de largo alcance, pero en julio de 2000 fracasaron las negociaciones, luego de que Corea del Norte reclamara a EE.UU. mil millones de dólares en compensación.

○ El Consejo de Seguridad de la ONU le exigió en 2006 el cese de toda actividad con misiles balísticos luego de ensayos con siete misiles de largo alcance en julio. No sólo desobedeció sino que ese año hizo su primer ensayo nuclear subterráneo.

Tres años después, un cohete de largo alcance norcoreano sobrevoló Japón y cayó en el Pacífico. El Consejo de Seguridad redobló sanciones y Corea del Norte abandonó por completo las negociaciones de su programa nuclear.

○ En marzo de 2016 Kim dijo que había logrado miniaturizar una ojiva termonuclear. En agosto lanzó su primer misil balístico en aguas japonesas.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino