DD.HH., un tema que divide aguas en el oficialismo

DD.HH., un tema que divide aguas en el oficialismo

Las frases de Gómez Centurión, el feriado del 24 de marzo y el caso Sala exhibieron fisuras

No hay caso. Quince meses después de asumido, el gobierno de Cambiemos, sus aliados y referentes en distritos como la provincia de Buenos Aires no logran unificar posturas en relación con los derechos humanos, una de las banderas del kirchnerismo transformado en fuente de conflicto para Mauricio Macri.
 

La polémica por el número de desaparecidos y las declaraciones del titular de Aduana Juan José Centurión vinculadas con la dictadura militar; la discusión acerca del feriado del 24 de marzo; las protestas de los organismos internacionales en torno de la detención de la líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, y la designación de Carlos de Casas como candidato argentino a conducir la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han sido y son motivo de disidencias privadas y públicas en el Gobierno, tensiones con la UCR, y chispazos entre las autoridades de derechos humanos nacionales (Claudio Avruj) y bonaerenses (Santiago Cantón).
 

Plan sistemático. Las palabras de Gómez Centurión negando la existencia de un plan sistemático de desaparición de personas durante la dictadura enardeció a lo más alto del poder. "Macri estaba enojadísimo y Marcos Peña lo quería echar. Recién se había resuelto el tema del feriado del 24 y él salió con esto", coincidieron dos funcionarios con conocimiento del malhumor del Presidente y el jefe de Gabinete. ¿Por qué el titular de la Aduana sigue en su cargo?

 

"Tiene buen vínculo con el Presidente. Y, además, es el protegido de (Elisa) Carrió", disparó un importante dirigente radical. La propia María Eugenia Vidal salió a diferenciarse del ex combatiente de las Malvinas, al igual que la UCR. Para Avruj, la polémica en torno de los dichos del funcionario "contribuye a confirmar que este es un Gobierno donde hay libertad de opinión y no leyes mordaza", afirmó a LA NACIÓN en respuesta a la embestida del kirchnerismo, que pidió la cabeza de Gómez Centurión.
 

Feriado polémico. Todavía en el Gobierno se reparten culpas sobre quién autorizó el polémico cambio en el calendario de feriados. El secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez, advirtió sobre la inconveniencia de cambiar el feriado al lunes siguiente, pero no fue escuchado. Una vez tomada la decisión, y más allá de las críticas de la oposición y el kirchnerismo, Cantón fustigó que "no se consultó a los organismos de DD.HH", y Ricardo Alfonsín salió con los tapones de punta contra el decreto, mientras Avruj (cercano al jefe de gabinete) defendió el cambio. Fue casi el único en hacerlo y quedó en off side cuando la Casa Rosada, ante la presión de la UCR, dio marcha atrás.
 

Sala, eje de controversias. En soledad, y "retado" por su "rebeldía" (aunque otros miembros del Gobierno coinciden con él por lo bajo), Cantón sigue criticando el modo en el que fue detenida la líder de la Tupac y sostiene la necesidad de liberarla. Pero hoy la decisión está en manos de la Corte Suprema y eso supone un alivio para el gobierno de Gerardo Morales y la cúpula de la UCR.

 

"El tiempo nos dio la razón: creemos en la autonomía de la provincia y su independencia judicial. No estábamos equivocados", contestó Avruj a este diario. Por lo bajo, desde el Gobierno atacan a Cantón "que se corta solo" y "que tiene vínculos con el mundo de las organizaciones de derechos humanos internacionales más fuertes y no se juega por el gobierno del que forma parte".

 

Las próximas visitas de la CIDH, del 22 al 26 de mayo, y del grupo de Trabajo de la ONU, también durante ese mes, pondrán el tema Sala en la agenda pública. Mientras en la Secretaría de Derechos Humanos bonaerense esperan que con esas comisiones lleguen "duras críticas al país", Avruj piensa que "estas visitas fortalecen nuestra mirada. El gobierno anterior no los dejaba venir", afirmó.
 

Nombramiento y polémica. En conversaciones reservadas, Cantón coincidió con los organismos de derechos humanos (Madres Línea Fundadora, Abuelas y el CELS de Horacio Verbitsky) en cuestionar la propuesta de designación de De Casas por "falta de antecedentes" para integrar la CIDH. Es sólo uno de los tantos temas en los que las diferencias se ven claramente.

 

"Hay una cuestión de culturas políticas diferentes. Pero a la hora de las definiciones, los errores se corrigen", afirmó Corral a este diario. "La agenda de derechos humanos está muy presente y despierta tensiones e intereses contrapuestos. La herencia K dejó muchos vacíos y hay que llenarlos", definió Avruj en defensa de la política oficial.
 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino