Duras acusaciones a Irán en el acto por la embajada de Israel

AL CUMPLIRSE AYER 25 AÑOS DE LA VOLADURA DEL EDIFICIO QUE DEJO 29 MUERTOS

Duras acusaciones a Irán en el acto por la embajada de Israel

En la ceremonia central, realizada donde se ubicaba la sede diplomática en Arroyo al 900, hubo un fuerte pedido de Justicia y coincidentes denuncias contra el país asiático de haber “propulsado, planificado y ejecutado” el ataque.

El acto central por los 25 años del atentado contra la embajada de Israel fue ayer nuevamente el escenario de un fuerte pedido de justicia, del que participaron autoridades nacionales e israelíes, que acusaron a Irán de haber “ propulsado, planificado y ejecutado” el ataque. La ceremonia se desarrolló en la plaza ubicada en la calle Arroyo 910, donde se ubicaba la sede diplomática de Israel que el 17 de marzo de 1992 fue destruida por una bomba, en un hecho que dejó un saldo de 29 personas fallecidas (22 para la justicia argentina) y más de 240 heridas.
 

Entre los oradores estuvieron el director general de la Cancillería de Israel, Yuval Rotem, el em- bajador de ese país en la Argentina, Han Sztulman, y la vicepresidenta Gabriela Michetti, quienes coincidieron en el reclamo de justicia, pero con tonos muy diferentes. Las autoridades israelíes responsabilizaron a Irán por el atentado, pero fue Rotem el más duro en su mensaje, al expresar: “El terror sabe que no descansamos y no descansaremos, no flaqueamos y no flaquearemos, la mano que se levanta contra nosotros será destruida, llegado el día”.
 

“Desde los escombros sabíamos que Irán estaba detrás del atentado. Irán lo propulsó, Irán lo planificó, Irán, mediante su brazo armado Hezbollah, fue quien lo ejecutó, aseguró el funcionario de la Cancillería israelí durante su discurso. Rotem señaló, además, que al atentado fue uno de esos “momentos que son definitorios” para un país y agregó que “el Estado de Israel tiene muchos hechos de dolor y sufrimiento pero pocos como éste perforan el amor nacional”.
 

Por su parte, Sztulman hizo mención tanto al ataque contra la embajada como al que se realizó contra la AMIA, dos años después, al tiempo que destacó “la investigación del fiscal (Alberto) Nisman”. Respecto del atentado contra la Embajada de Israel, también apuntó a “la culpa de Irán” y luego se dirigió directamente a Michetti, quien se encontraba en el palco central: “Señora Vicepresidenta, no podemos olvidar, no podemos transcurrir otros 25 años y que los asesinos sigan libres en Teherán y difundiendo su ideología” .
 

El embajador afirmó que “el hecho de que tan horrendos actos se hayan cometido acá, en suelo argentino, no tira por la borda la amistad” entre Israel y la Argentina “pero la amistad lleva el compromiso de trabajar juntos”. “Israel quiere la paz. La paz es un estado ideal de humanidad. Paz sin terror, nuestro mensaje” , concluyó el diplomático, quien citó así el lema de la campaña que lanzó la Embajada de Israel esta semana, a propósito de los 25 años del atentado.
 

También fueron invitados a pronunciar unas palabra Gabriel Pitchón y Daniel Carmon, sobrevivientes de la tragedia, quienes exigieron “a los jueces investigar, avanzar, hacer justicia de una vez y para siempre”.
El acto comenzó a las 14:50 con el sonido de la sirena que recuerda el momento exacto en el que explotó la bomba y, tras unos segundos de silencio, varias de las autoridades invitadas colocaron ofrendas florales junto a sobrevivientes y familiares de las víctimas.
 

Entre los asistentes estuvieron la canciller Susana Malcorra; el secretario de Asuntos Estratégicos de esa cartera, Fulvio Pompeo; los ministros de Seguridad, Patricia Bullrich, y de Cultura, Pablo Avelluto; el responsable del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, por el Gobierno nacional.
 

También concurrió el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli; el secretario general de Gobierno y Relaciones Internacionales porteño, Fernando Straface; el secretario de Gobierno bonaerense, Fabián Perechodnik, y el gobernador de Tucumán, Juan Manzur.

Menciones: 

Entre los asistentes estuvieron la canciller Susana Malcorra; el secretario de Asuntos Estratégicos de esa cartera, Fulvio Pompeo; los ministros de Seguridad, Patricia Bullrich, y de Cultura, Pablo Avelluto; el responsable del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, y el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, por el Gobierno nacional.

Notas relacionadas
Sirenas, pancarta y un final con Sandra Mihanovich

La ceremonia, custodiada por un apreciable operativo de seguridad, se inició a las 14.47 -hora del estallido del explosivo que voló la sede diplomática-, cuando varias sirenas sonaron en memoria de los caídos. El rabino Zvi Grumblatt leyó un Kadish, un rezo en memoria de los muertos, y luego, en medio del silencio de la multitud, se leyeron los nombres de las 22 víctimas fatales identificadas del atentado.
 

Más tarde, otro religioso, el rabino Fabián Skomik, recitó la plegaria de El Malé Rajamím, un salmo sobre los difuntos que remite a la tradición de los ashkenazi, una de las ramas del judaísmo. La causa en la que se investiga este atentado es instruida por la Corte Suprema de Justicia, que la declaró “imprescriptible", y estableció que, como consecuencia del hecho, murieron 22 personas.
 

Sin embargo, el embajador israelí sostuvo que las víctimas fueron 29, y que Ios-cuerpos de siete de ellas “quedaron destruidos y no pudieron identificarse”. En medio de las alocuciones, una joven exhibió una pancarta que lanzaba un interrogante al poder político de Argentina: ‘Señor Presidente, ¿qué pasa con la conexión local?’ Con orden y recogimiento, la conmemoración llegó a su fin cuando la cantante Sandra Mihanovich entonaba las estrofas de Cada Día, una obra compuesta por Idan Raichel e interpretada por la orquesta de Femando Kiguel.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino