El cerco a Mosul causó ya la muerte por hambre de al menos cien niños

18/04/2017
Internacional Ámbito Financiero Mundo Pág. 21
EL EJÉRCITO DE IRAK NO CONSIGUE DESALOJAR AL ESTADO ISLÁMICO

El cerco a Mosul causó ya la muerte por hambre de al menos cien niños

Los habitantes huyen con lo puesto y entre los combates o agonizan en una ciudad aislada y sin acceso a víveres. Denuncian a ambos bandos de crímenes de lesa humanidad.

Mosul - Un centenar de niños murió de hambre desde que comenzó en febrero el asedio al casco antiguo de la ciudad iraquí de Mosul, donde se hizo fuerte el grupo terrorista Estado Islámico (EI), dijeron ayer activistas y testigos.

El director regional de la ONG Foro del Niño, Muataz al Raui, explicó que el sitio al casco antiguo, impuesto por los militares y la Policía iraquíes, agotó los stocks de leche para bebés y otros alimentos, lo que contribuyó a la muerte de numerosos niños.

Al Raui acusó al EI y a las fuerzas militares de ser responsables de cometer un "crimen contra la humanidad" y una "gran y grave violación" contra los menores que están atrapados en Mosul, a la vez que advirtió que habrá más víctimas entre los chicos debido al "asfixiante asedio" impuesto por las fuerzas gubernamentales.

Según cálculos de Unicef, unos 220.000 menores de edad siguen atrapados en los barrios bajo el control de los terroristas y se encuentran en peligro extremo y "sin salida" por los enfrentamientos.

Desde el comienzo octubre, la ofensiva contra el EI en la provincia de Nínive, cuya capital es Mosul, derivó en la huida de 500.000 civiles, cerca de la mitad de ellos, menores de edad, según un reciente comunicado de Unicef.

Tan solo en las últimas seis semanas, unos 151.000 niños huyeron de los combates con sus familias de los barrios del oeste de Mosul, según Unicef.

La situación de los civiles se está agravando, en parte, porque los militares "fracasaron por segunda semana consecutiva" en sus intentos de abrir corredores seguros para la huida de civiles, dijo el miembro del Consejo de Nínive Hosam al Din al Abar.

Al Abar afirmó que la crisis de los civiles y de los desplazados se complica "día a día", a la vez que acusó a las tropas iraquíes de disparar "excesivamente" con artillería pesada y cohetes contra el casco antiguo de Mosul, la zona más densamente poblada de la ciudad.

Mientras, los mercados populares están "vacíos" y los suministros que fueron almacenados por las familias ya han sido "consumidos", según aseguró el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Consejo provincial, Gazuan Al Daudi.

En la zona oeste de Mosul hace varios meses que no entran ni alimentos ni medicamentos y tampoco hay suministro de agua potable ni de electricidad.

Agencia EFE

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino