El oficialismo reflota la ley para recuperar bienes de la corrupción

05/03/2017
Nacional Clarín El País Carlos Galván Pág. 18
LA ESTRATEGIA DE CAMBIEMOS EN EL SENADO

El oficialismo reflota la ley para recuperar bienes de la corrupción

El oficialismo quiere que se vote la extinción de dominio, la reforma política y proyectos "no conflictivos".

En una simple hoja tamaño A4, impresa en ambas carillas, están apuntadas una por una las 20 iniciativas legislativas que el oficialismo pretende aprobar en el Senado a lo largo del año. Para la confección de la lista, el oficialismo parece haber tenido muy en cuenta que el peronismo asumirá posiciones más duras. Es que la enorme mayoría de las iniciativas que figuran son de baja intensidad y en principio no generarían mayor conflicto con el mayor bloque opositor, salvo dos: la ley de Extinción de Dominio y la de Reforma Electoral.
 

Con la primera de esas dos, que apunta al decomiso de bienes obtenidos de forma ilícita, las negociaciones ya empezarían la semana que viene. La norma cuenta con media sanción de Diputados, pero se encuentra trabada en el Senado desde mediados del año pasado. Los senadores le hicieron una serie de retoques al proyecto y, antes de votarlo, quieren garantías de que Diputados no insistirá a posteriori con su propio proyecto.
 

Para eso, se necesita un acuerdo político entre los referentes de los bloques mayoritarios de ambas cámaras. La idea que maneja el oficialismo es que a mediados de la semana que viene haya una reunión entre sus máximos referentes y los de la oposición en el Senado y en Diputados, los macristas Federico Pinedo y Emilio Monzó, los radicales Ángel Rozas y Mario Negri, el senador peronista Miguel Ángel Pichetto y el líder del Frente Renovador, Sergio Massa.
 

Entre paréntesis: habrá que ver si el tigrense participa. El rumor en el Congreso es que Massa se correrá de esas conversaciones de mesa chica y delegará todo en la jefa de su bloque, Graciela Camaño. ¿La razón? Preservarse del desgaste público que pueden generar esas negociaciones -el año pasado Elisa Carrió lo tildó de "extorsionador"- en la previa de la campaña electoral por las elecciones legislativas.
 

Las negociaciones con el Frente Renovador no asoman fáciles. En ese bloque están convencidos de que el proyecto que votaron el año pasado es mejor que el que quieren imponer los senadores básicamente por un par de motivos: el decomiso de bienes adquiridos con dinero de origen ilegal podría ejecutarse de manera más ágil y de forma autónoma del proceso penal.
 

Hay, además, desconfianza en sectores de la oposición de que el proyecto que salga del Senado podría sufrir más cambios. Las suspicacias se basan en que en su discurso del primero de marzo ante el Congreso por la apertura de sesiones, Mauricio Macri pidió la sanción de "la ley de Extinción de Dominio de los bienes de narcocriminales". En realidad el proyecto en debate se refiere a incautación por más delitos, como corrupción y trata de personas.
 

El otro proyecto con resistencias con el que insistirá este año el oficialismo es el de Reforma Electoral, que el año pasado quedó trabado en el Senado. La expectativa de Federico Pinedo, presidente provisional del Senado, es que para fines de este año se logre el consenso para aprobar la norma y que pueda aplicarse en las elecciones de 2019.
 

En principio, los restantes 18 proyectos que el oficialismo tiene en carpeta podrían ser aprobados sin que sean necesarias grandes negociaciones. Entre otros figuran la ley de Emprendedores, también reclamada por Macri el pasado miércoles; el de creación de una Agencia de Tecnologías de la Salud; el beneficio de Litigar sin gastos entre los estados del Mercosur; la ley de Protección a las Víctimas; el de la obligatoriedad de la educación inicial a partir de los 3 años; el Régimen Penal Especial para Espectáculos Deportivos; el uso medicinal de la marihuana; el agravamiento de las penas por abuso sexual; y el de fortalecimiento de la formación docente.
 

Pinedo destacó esta última iniciativa: "Es un proyecto del peronismo que acompañaremos. En la actualidad prácticamente no hay control de la carrera docente. En Francia hay 5 institutos de formación docente, en Argentina 1.500". 
 

Notas relacionadas
FRENTE PARA LA VICTORIA
La llave de las sesiones es del peronismo

¿Cuántas veces sesionarán por mes?, consultó Clarín al oficialismo en el Senado. “Todas las que ellos quieran”, respondieron con resignación y en referencia al mayoritario bloque del Frente Para la Victoria. Es que el interbloque de Cambiemos cuenta con apenas 15 senadores sobre un total de 72. El del FpV, en cambio, suma 41 senadores, lo que le garantiza incluso el quórum para sesionar todas las veces que desee.
 

En el oficialismo se encuentran en “alerta” porque temen que ya en la primera sesión del año, prevista para el miércoles 15, la bancada del PJ intente aprobar algo que signifique una derrota para el Gobierno.
¿Podría ser el rechazo de algún decreto presidencial, una herramienta con la que cuenta el Congreso? En el bloque del FpV desmienten tener algo planificado. Aseguran estar preocupados con cómo impactan las importaciones en el empleo, pero dicen que es un tema sobre el que no se puede legislar.
 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino