“Esperamos que los precios sigan bajando y se llegue a un dígito de IPC en 2021”

ENTREVISTA Roberto Cardarelli Jefe de la División de América del Sur y de misión para Argentina del FMI

“Esperamos que los precios sigan bajando y se llegue a un dígito de IPC en 2021”

Cardarelli, economista del Fondo especialista en Argentina, señaló que “el ratio del endeudamiento en relación al PBI debería estabilizarse en el mediano plazo”

“Los precios parecen ser más inflexibles a la baja de lo que creímos meses atrás”, sostuvo el economista Roberto Cardarelli, que fue quien lideró la misión del FMI que visitó a la Argentina el año pasado dentro del marco del Artículo IV, en una entrevista con El Cronista. Por esta razón, desde el FMI subieron su perspectiva sobre la inflación para el país, hasta el 21,6% este año. “Esperamos que siga disminuyendo y que llegue a un dígito en 2021”, vaticinó.

–Las estimaciones de crecimiento para la Argentina se mantuvieron en 2,2%, tal como lo habían difundido en enero. La semana pasada hubo una suba de tasas de referencia.

¿Cómo puede afectar la expansión para 2017 y 2018 mayores tasas de interés?

 

–Depende de qué ocurra con la tasa de interés real. Si las expectativas de inflación no varían mucho y la tasa real de interés se mantiene, de hecho, elevada, esto facilitaría la convergencia hacia el objetivo de inflación del Banco Central.

–Las previsiones de inflación para este año saltaron desde noviembre ¿Cuándo estiman que la Argentina podrá tener una inflación más moderada, de un dígito?

 

–Incrementamos nuestra perspectiva de inflación con respecto a la anterior previsión principalmente porque los precios parecen ser más inflexibles a la baja de lo que creímos meses atrás, pero no hemos modificado sustancialmente nuestros supuestos para adelante.

Por lo tanto esperamos que siga disminuyendo y que llegue a un dígito en 2021.

–El valor del dólar dentro de la Argentina planea cierta discusión sobre cómo afecta a la economía, teniendo en cuenta de que está prácticamente quieto desde hace más de un año, con una inflación de 40% en 2016. Las estimaciones del Panorama prevén para la Argentina un déficit de cuenta corriente mayor en 2018 que en este. ¿Qué dificultades podría acarrear esta situación de dólar quieto e inflación?

 

–Esperamos que la cuenta corriente empeore el próximo año y en el mediano plazo, a medida que la economía argentina se acelera (en particular, mientras que la inversión vaya rebotando de manera gradual) y que el valor real del peso se continúe incrementando, a medida que flujos de capitales hacia el país mantengan el valor nominal del peso y el diferencial de inflación con los socios comerciales continúe, aunque vaya disminuyendo.

Un tipo de cambio real fuerte puede darse como parte del proceso de desinflación, aunque tiene implicancias en la recuperación económica, tal como lo detallamos en el informe del año pasado dentro del marco del Artículo IV.

–¿Cómo evalúa el ritmo de endeudamiento argentino? ¿Es sostenible en el tiempo?

 

–No modificamos nuestra valoración respecto a noviembre del año pasado, de lo que volcamos en el informe del Artículo IV. Si el crecimiento se acelera (aunque a un paso más lento que lo que estimamos en noviembre) y mejora el balance fiscal, tal como estimamos en nuestros pronósticos, entonces el ratio del endeudamiento en relación al PBI debería estabilizarse en el mediano plazo.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino