Europa deslegitima el referendo turco

18/04/2017
Internacional Ámbito Financiero Mundo Pág. 21

Europa deslegitima el referendo turco

La UE puso reparos a la victoria de Erdogan, le exigió un diálogo respetuoso con la oposición y enfrió más la posibilidad de sumar a ese país.

Ankara - Un desafiante Recep Tayyip Erdogan denunció ayer la "mentalidad de cruzados" de Occidente después de que Gobiernos europeos cuestionaran el referendo que ganó por estrecho margen y que le entregó nuevos poderes al presidente turco.

"La mentalidad de cruzados de Occidente y sus sirvientes en el país nos atacaron", dijo Erdogan a una multitud cuando llegó al aeropuerto de Ankara, en respuesta a la evaluación de los observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE). "No vemos, oímos ni reconocemos los informes políticos que ustedes prepararon", dijo después.

Las autoridades electorales dijeron que los resultados mostraron que el 51,4% de los votantes respaldó la mayor reforma política desde la fundación de la Turquía moderna.

Erdogan sostiene que concentrar el poder en las manos del presidente es vital para prevenir la inestabilidad, pero la estrechez de su victoria podría tener el efecto contrario: aumentar la volatilidad en un país que últimamente sobrevivió a un intento de golpe de Estado, ataques de islamistas, insurgencia kurda, disturbios y una guerra en su frontera siria.

El mandatario reiteró ayer su disposición a restablecer la pena de muerte, lo que pondría fin a la larga campaña de Turquía para unirse a la Unión Europea (UE), e incluso dijo que podría realizar un referendo sobre si mantener o no esas negociaciones.

"No sería tan importante para Turquía si la UE rompe las conversaciones (de adhesión)", dijo.

Ayer, Francia y Alemania avisaron de las consecuencias del restablecimiento de la pena de muerte. Semejante medida sería "sinónimo del final del sueño europeo" para Turquía, declaró el ministro de Relaciones Exteriores alemán Sigmar Gabriel. La presidencia francesa consideró, por su parte, que la organización de una consulta sobre esta cuestión entraña "una ruptura con los valores y (los) compromisos" suscritos por Ankara.

La canciller alemana, Angela Merkel, instó por su parte a Erdogan a buscar "un diálogo respetuoso" con todas las fuerzas políticas y con la sociedad.

Los europeos más intransigentes se apresuraron a pedir la suspensión de las negociaciones de adhesión, como el ministro austriaco de Relaciones Exteriores, Sebastian Kurz, o el líder de los socialistas en el Parlamento Europeo, Gianni Pittela.

Según el Gobierno turco, el presidente de EE.UU., Donald Trump, felicitó por teléfono a Erdogan por su "fuerte liderazgo" mientras que la Casa Blanca evitó cuestionar el resultado del referendo, en un importante contrapunto con la UE.

Agencia Reuters y AFP

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino