La CGT armó un acto masivo, pero no definió la fecha del paro y hubo violencia

La CGT armó un acto masivo, pero no definió la fecha del paro y hubo violencia

Hubo miles de personas y los dirigentes criticaron al Gobierno por el rumbo económico. Por los enfrentamientos entre facciones, los jefes sindicales debieron retirarse custodiados.

Tras una movilización masiva y con discursos confrontativos contra el Gobierno, la CGT anunció un paro "para fin de mes o principios de abril", subordinando la fecha exacta a que el gobierno de Mauricio Macri realice "rectificaciones" en el rumbo de la economía. La falta de definición provocó incidentes al momento de la desconcentración por parte de agrupaciones kirchneristas, a las que luego se le sumaron distintos partidos de izquierda. Reclamaban una fecha concreta para la huelga nacional tildando a los dirigentes sindicales de "traidores".

 

Hubo violencia, trompadas y hasta les tiraron objetos contundentes. El acto arrancó a las 15, una hora antes de lo previsto y duró unos cuarenta minutos. Nadie explicó por qué lo adelantaron. En el escenario, montado en Diagonal Julio A. Roca y Moreno, estuvieron los integrantes del triunvirato, quienes a su vez fueron los únicos oradores. El orden de aparición en el escenario fue el siguiente: Carlos Acuña (personal de estaciones de servicio), Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento) y Héctor Daer (Sanidad).
 

Los acompañaba casi la totalidad del Consejo Directivo (CD), Incluso, ya empezado el acto, se subió Pablo Moyano, quien había puesto en duda, hace 10 días, su continuidad en la CGT. Hay conflictos internos que lo enfrentan con el dirigente de la UOM, Francisco "Barba" Gutiérrez. Solamente faltó del Consejo Directivo, Gerardo Martínez, de la UOCRA, que está en Ginebra en una reunión de la la OIT (es miembro del Consejo), aunque sí movilizó a la tropa.
 

También estaban en el palco los dirigentes sociales de la CTEP, Esteban "Gringo" Castro y Emilio Pérsico, además de Daniel Menéndez, de Barrios de Pie. En la zona del acto y sus alrededores hubo miles de personas y cientos de micros estacionados que conviertieron en un caos la zona del centro porteño. Ayer, fue prácticamente imposible movilizarce por esa zona de la Ciudad. .
 

La convocatoria frente al Ministerio de la Producción englobó reclamos para que se cierren las importaciones (por eso se eligió ese lugar y no la Plaza de Mayo). En ese edificio ubicado en Diagonal Sur y Moreno funcionan las dependencias del Ministerio donde se avalan los permisos de importación. Durante el acto los dirigentes también pidieron por el cese de los despidos y se incluyó en los discursos el tema docente y las paritarias.
 

Los discursos fueron todos cortos: ocho minutos y medio los de Acuña y Schmid y un poco más de seis minutos el de Daer. A Acuña, el primer orador, no lo chiflaron pero le gritaban "paro general, paro general". Pero la tregua, si de silbidos hablamos, duró hasta que dijo en la mitad de su exposición: "Dimos la oportunidad y fuimos lo suficientemente prudentes, escuchando y dialogando como piden ellos (el Gobierno). Necesitamos respuestas a los problemas". Continuó con otra frase que generó molestias porque no definió la fecha de la huelga: "Si el gobierno no da respuesta, esta CGT le va a poner fecha a un paro nacional antes de fines de marzo o a principio de abril". Y finalmente agregó: "Esta CGT no va permitir que nos quieran poner techo o piso para estas discusiones paritarias". Luego fue el turno del portuario, quien reforzó los conceptos de Acuña, y le pegó al Gobierno:

 

"Hace meses que hablan de brotes verdes pero hasta que se conviertan en ramas, el problema lo sufrimos nosotros con las suspensiones, despidos y pérdida del salario. El Gobierno ha manifestado que su objetivo es llegar a la pobreza cero y afirma que vamos a tardar 20 años, pero ha sido muy veloz para resolver las demandas de los grupos económicos". También recibió los silbidos a la hora de decir "vamos a ir un paro nacional" sin fijar la fecha.
 

Desde el Gobierno, ayer, buscaron rebatir los argumentos de la CGT durante el acto.
Daer cargó con el cierre y se lo notó nervioso: repitió varias veces la convocatoria a un paro a la par que recibía la mayor cantidad de chiflidos. Para colmo pifió con un furcio, que no le perdonaron: dijo que "antes de fin de año (en vez de "a fin de mes") vamos a convocar a un paro"

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino