Llegaron las “low cost” y los vuelos a Europa a mitad de precio se agotaron en tres horas

Llegaron las “low cost” y los vuelos a Europa a mitad de precio se agotaron en tres horas

Una aerolínea sorprendió con pasajes a Barcelona, ida y vuelta, a partir de junio por $ 5.400. Cobran extra por cada valija y por las comidas. Además, hay boletos a Chile a $ 2.500.

mgrosz@clarin.com

 

Hasta hace pocos años, tomarse un avión directo a España por $ 10.000 o volar en el país con precios mucho menores a los de un micro hubiera parecido utópico. En los últimos meses, la perspectiva se hizo concreta con la promesa de que llegarían lí neas aéreas de bajo costo. Finalmente, las ofertas empiezan a hacerse realidad y generan verdaderas corridas para quedarse con los pasajes más convenientes. Ayer salieron a la venta los primeros tickets “low cost” transatlánticos y en menos de tres horas quedaron agotados en todas las fechas hasta fin de año.
 

El furor se desencadenó tras el anuncio del grupo aéreo hispano-británico IAG (integrado por Iberia y Brithish Airways, ente otras) de que unirá, desde el 17 de junio y con tres frecuencias semanales, Buenos Aires y Barcelona con una tarifa básica de 149 euros por tramo. Los pasajes de la nueva línea -bautizada Level- salieron a la venta y hubo sorpresa al hacer las cuentas. Ida y vuelta, se pudo comprar el viaje directo entre Ezeiza y el aeropuerto El Prat por menos de $ 5.400 finales, con impuestos incluidos. En Aerolíneas Argentinas, comprando con anticipación, el mismo trayecto sin escalas no baja de $ 19.500.
 

De todos modos, al comparar con las empresas tradicionales, hay que tener en cuenta que hay servicios básicos no incluidos. El pasaje de Level a Barcelona, por ejemplo, sólo prevé llevar un equipaje de mano: siempre con valores ida y vuelta, quien desee despachar una valija debe poner $ 2.500 extras. Y para recibir comida a bordo, otros $ 1.200. Así, con un bulto en bodega y el catering, el pasaje termina saliendo $ 9.100: aún menos de la mitad que la tarifa actual. La “ganga”, de todos modos, fue para los primeros en enterarse y reaccionar.
 

“Nos sorprendió la reacción de la gente. Apenas difundimos que había pasajes a Barcelona a poco más de un cuarto del valor actual, que supera fácilmente los $ 20.000, hubo una avalancha de interesados y en menos de tres horas todo estaba agotado”, comentó Andrés Malenky, cofundador del portal Turismocity, especializado en tarifas aéreas. Seis horas después del lanzamiento, Clarín ya no logró encontrar esa tarifa para ninguna fecha en lo que queda del año.
 

El episodio se produjo mientras todavía hacía furor otro lanzamiento: la línea Sky sacó a la venta esta semana pasajes para viajar de Buenos Aires a Santiago de Chile por 29 dólares por tramo, lo que equivale a una tarifa de $ 2.500 finales ida y vuelta. En este caso, despachar una valija suma otros $ 500, pero los $ 3.000 resultantes siguen conviniendo frente al piso de $ 4.500 del resto del mercado. Hasta ayer, comprando con mucha anticipación, aún quedaban algunos asientos a ese precio.
 

Para cabotaje, el grueso de las “low cost” -y de sus ofertas- aún está por llegar. Ayer mismo, el gobierno nacional oficializó la entrega de 41 rutas aéreas internacionales y de cabotaje, por 15 años, a tres líneas aéreas brindarán servicios de bajo costo (ver aparte). De todos modos, una de ellas, Andes, ya empezó este verano a ofrecer tarifas reducidas que tuvieron alta demanda y obligaron a la competencia -incluyendo los micros- a reaccionar: Córdoba por $ 1.675 finales ida y vuelta, Mendoza por $ 2.096 y Salta por $ 2.496, por ejemplo.
 

“Nos estamos preparando para competir, haciendo foco en nuestras mayores fortalezas. En algunos casos, ante tarifas que estaban por debajo de las nuestras, las interceptamos. Y acabamos de ofrecer un sistema de conexiones con tarifa plana en cabotaje que permite ahorrar hasta un 30%”, cuentan en Aerolíneas Argentinas, donde por ahora descartan convertir al despacho de equipaje en un cargo optativo. Sobre su nueva competencia “low cost” hacia Barcelona, se limitan a decir que la noticia los sorprendió y que están “analizando” cómo reaccionar. La revolución “low cost” recién comienza.

Notas relacionadas
BOLETÍN OFICIAL
Agregan más rutas que comenzarán a volar en 6 meses

La incorporación de 22 nuevas rutas de cabotaje y 21 rutas internacionales (desde Malvinas a Shanghai) a tres operadores, Andes, American Jet y Alas del Sur representa una importante oferta potencial para los pasajeros. Pero para que los permisos publicados ayer en el Boletín Oficial puedan concretarse en aviones, tripulaciones y menores tarifas, todavía falta: en el mejor de los casos, seis meses.
 

Hay por delante cuatro meses de trámites: uno para certificar los nuevos aviones y presentar toda la documentación, y no menos de tres para que las empresas puedan certificar e incorporar sus rutas a sistema de compensación de la Asociación Internacional de Línas Aéreas (IATA): para las aerolíneas, estar dentro de IATA sería similar a que un comercio pueda aceptar, o no, la tarjeta de crédito. Estar fuera de IATA sería como poder vender sólo en efectivo.
 

Por otra parte, está la situación del negocio en sí mismo. Alas del Sur está negociando con inversores. Recién ahora, con los permisos firmados, la empresa podrá comenzar a tomar cuerpo. En el caso de Andes, que vuela de manera regular desde hace más de una década, deberá incrementar su equipamiento y su personal. Y American Jet pasará de ser una empresa de charter a una aerolínea convencional.
 

Un dato: ninguna de las treas aerolíneas es “low cost”, que son las empresas que por tener una flota nueva gastan menos combustible, operan en aeropuertos alternativos – probablemente American Jet lo haga en San Fernando- y se manejan con una tripulación que no hace noche fuera de su base, porque todos los vuelos son de ida y vuelta.

Luis Ceriotto

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino