“Lo peor que podemos hacer es dejarnos llevar por una amenaza de huelga”

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, aseguró que seguirá el diálogo con la CGT, pese al paro convocado para el 6 de abril. Y advirtió que el kirchnerismo ?se ha vuelto más agresivo porque muchos se están jugando su libertad?.

“Lo peor que podemos hacer es dejarnos llevar por una amenaza de huelga”

LONDRES. CORRESPONSAL.
mlavignolo@clarin.com

“Tenemos que pensar esto como una maratón y no como una carrera de cien metros”.

Así interpreta el ministro de hacienda , Nicolás Dujovne la cadencia de la reactivación económica en la Argentina y su vínculo con los protagonistas sociales y políticos del país. ”El gobierno no ve a la CGT como un enemigo, lo vemos como un actor más con el que se dialoga. Y vamos a dialogar al día siguiente, si es que habrá paro”, explicó.

También defendió la gestión: “Creo que las medidas que está tomando este gobierno van en la dirección correcta y que lo peor que podemos hacer es dejarnos llevar por la ansiedad, por el cortoplacismo, por una amenaza de huelga”.

Advirtió que el kirchenerismo se pone más agresivo “porque muchos se están jugando su libertad”.

Con un peronismo desorganizado y en desbandada, la CGT con paro probable pero sin romper el buen trato con el gobierno macrista y una reactivación que existe pero la gente no percibe, el ministro Dujovne habló con Clarín en Londres de estos desafíos en un año electoral.

-Hay mucha bronca en la gente. Es más, una cierta decepción ¿Cómo van a hacer para conseguir otro clima en el país?

 

-Hoy hay otro clima en el país. No es que tenemos que lograr otro clima, tengamos o no el paro de la CGT. El gobierno no ve a la CGT como un enemigo.

Lo vemos como un actor más con el cual se dialoga. Y que vamos a dialogar al día siguiente, si es que habrá un paro. No comprendemos bien las motivaciones del paro. El año pasado, en medio de las medidas que hubo que tomar- que fueron difíciles- se pudo hablar con la CGT. Se aumentaron muchísimo las transferencias a los sectores más desprotegidos.

El gasto social fue lo que más creció en el presupuesto en el año 2016. Cada vez que se modificaron precios de servicios públicos, se lo hizo incrementando notablemente el alcance de la tarifa social. El año pasado, la CGT tuvo un acompañamiento loable en términos de darle tiempo al gobierno.

Y ahora, cuando estamos empezando a ver los resultados y el empleo está creciendo, la construcción crea 5.000 puestos de trabajo por mes, en la industria manufacturera finalmente se está terminando con el proceso de despidos que ocurrió a lo largo del año pasado, que tuvo mucho que ver con la recesión brasileña, hoy vemos a una CGT mucho más dura.
 

-¿A qué lo atribuye?

 

-Creo que tiene que ver con una gimnasia preelectoral, donde el kirchnerismo empieza a empujar a dirigentes más sensatos hacia posiciones que, tal vez, ellos no quisieran tomar.

-¿Por qué cree que la CGT va al paro? ¿Va para posicionarse políticamente frente al peronismo?

 

 -Creo que el kirchnerismo empieza a tomar actitudes cada vez más agresivas con el gobierno, porque muchos de ellos se están jugando su libertad.

La justicia es lenta, pero eso no quiere decir que no exista. Y realmente hay sectores que quieren que le vaya mal a la Argentina para que le vaya mal al gobierno. Apuestan a que al go- bierno le vaya mal. Y esos sectores hoy, le hacen más difícil para los sectores más racionales de la CGT, tener una posición como la que tuvieron el año pasado.

-¿En ese contexto explica usted el paro docente?

 

-El paro docente, en buena medida, se enmarca también dentro de esa discusión. Hoy lo que hay es una discusión a nivel de provincias. Las paritarias son a nivel provincial, porque la educación está descentralizada a nivel de provincias. Lo que se discutía antes a nivel nacional es salario mínimo.

Pero ahora se ajusta automáticamente. Se aumentó 70% el año pasado.

Pasó de 5.600 a 9.000 pesos y hoy ya no hay discusión sobre el salario mínimo docente. Doce provincias ya cerraron sus acuerdos. Quedan otras, donde la más difícil es la de la provincia de Buenos Aires, donde nosotros pensamos que el señor Baradel tiene motivaciones políticas . Eso dificulta las negociaciones. Creemos que nunca tuvo una real vocación de diálogo y de cerrar un acuerdo.

-¿Fue un error no haber hablado de la herencia recibida?

 

 -Creo que el gobierno especificó bastante.

Hay sectores que pedían que se especifique más. Hay que entender que, en la dinámica de los primeros meses de gobierno, había una situación acuciante. Donde realmente había que actuar con mucha velocidad y no había tanto tiempo de pensar en la estrategia del discurso y lo comunicacional. Había muchas cosas para hacer y este gobierno prioriza mucho el hacer.

-¿ Considera que un Ministerio de Economía sólido, más fuerte le facilitaría a usted la acción económica?

 

-.Yo no soy el Ministro de Economía, yo soy el Ministro de Hacienda.

-Hay tantos ministros...
 

-Eso es parte de la confusión. Yo soy el Ministro de Hacienda y me ocupo de las cuestiones relacionadas con el Ministerio de Hacienda. Argentina tiene un sistema presidencialista unipersonal.

El poder lo ejerce el presidente y los ministros somos secretarios del presidente. Yo me siento muy cómodo en la manera en la que trabajamos, porque siento que formo parte de un equipo muy capacitado y muy profesional.
 

-Entonces el Ministro de Economía es el Presidente.
 

-El Ministro de Economía es el equipo y el Presidente es quien lo conduce.
 

-¿Esta falta de autoridad económica centralizada a la que los argentinos estaban acostumbrados debilita al mensaje?

 

-La tradición argentina en materia económica es el fracaso, ¿no?. Yo diría que si salimos de esa tradición de fracaso, va a ser el logro más grande que hayamos podido tener.

-Usted dijo que “la reactivación comenzó” pero ¿por qué no se nota?

 

-La gente percibe lo que siente, y está bien. Yo no le puedo pedir a la gente que perciba algo distinto de lo que está sintiendo y convencerla. Ahora, yo soy el Ministro de Hacienda y miro los números.

Y puedo observar que en el cuarto trimestre, la economía se expandió respecto al tercero y que este primer trimestre de 2017, la economía se está expandiendo respecto del cuarto trimestre de 2016. Sabemos que esa expansión está liderada por las exportaciones y por las inversiones, lo cual es algo sano.

Comprendemos que haya mucha gente que todavía no lo sienta. Ya se ven cambios importantes. En el primer semestre de 2016, cuando el gobierno tuvo que tomar medidas muy drásticas para evitar una megacrisis “a la venezolana” con la situación heredada, se perdieron 100.000 puestos de trabajo.

En el segundo semestre 2016, la economía recuperó 70.000 y el proceso continúa.

Seguimos recuperando empleo en estos meses. Entiendo a quienes dicen que no sienten la reactivación. Venimos de un año muy difícil.

TEXTUALES 

La Argentina viene con un 30% de la población bajo la línea de pobreza ya desde hace muchos años y reconocemos el problema”

Administramos un país que estuvo 10 años muy mal manejado, con muchísima corrupción y derroche”

Se juega un cambio muy profundo en la sociedad. Hay un gobierno que dice la verdad, enfrenta los problemas y es honesto”

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino