Lula cambia el relato y quiere que el PT supere de una vez la denuncia del golpe

Lula cambia el relato y quiere que el PT supere de una vez la denuncia del golpe

El ex presidente procura que el partido gire hacia una oposición "positiva" al gobierno de Temer y planifica el regreso al poder en 2018

RÍO DE JANEIRO.- Tras la muerte de su esposa, y cada vez más decidido a volver a competir por la presidencia en 2018, el ex presidente Luiz Inacio Lula da Silva busca convencer a sus correligionarios de que el Partido de los Trabajadores (PT) necesita superar el discurso del "golpe" contra Dilma Rousseff y hacer una oposición más propositiva al gobierno de Michel Temer.

Ya el mes pasado, durante una reunión del PT, Lula había dicho: "Nos quedamos gritando «fuera Temer» y Temer está ahí adentro. Gritamos «no habrá golpe» y hubo golpe. Estamos gritando contra las reformas y las están aprobando en tiempo récord". La idea del máximo líder petista es comenzar cuanto antes un recorrido por el interior del país para animar a la militancia y diseñar un plan de acción con el objetivo de regresar al poder.
 

Antes, durante el congreso del PT, en junio, si se logra vencer las divisiones internas, se espera que Lula sea ungido nuevo presidente del partido. Pero todavía tiene por delante algunos desafíos.

El gran obstáculo son los sectores más de izquierda del PT, que quedaron resentidos con la gestión económica de Rousseff, ahijada política de Lula. A los más radicales tampoco les cayó bien que el ex presidente haya apoyado las candidaturas oficialistas para los titulares de la Cámara de Diputados y del Senado, y que Lula haya aceptado la visita de Temer en el hospital donde su esposa, Marisa Leticia, agonizaba dos semanas atrás.

Otro reto que deberá superar es su propia situación judicial: Lula está procesado en cinco causas vinculadas con el escándalo de corrupción en Petrobras. El temor del ex presidente es que si estas causas avanzan el partido quede contaminado por su imagen y, en el peor de los casos, él mismo podría ser impedido de competir.

En tanto, ayer, mientras se esperaba la decisión del Supremo Tribunal Federal sobre el polémico nombramiento del jefe de gabinete de Temer, Wellington Moreira Franco, el mandatario negó que pretenda "blindar" a los miembros de su equipo de la operación Lava Jato. Poco antes de ser designado, el nombre de Moreira Franco se filtró numerosas veces del acuerdo de delación premiada que 77 ex ejecutivos de la compañía Odebrecht firmaron con la justicia. Inmediatamente se acusó a Temer de protegerlo, al asegurarle fuero privilegiado.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino