“No es ni kirchnerista ni de cambiemos”

29/02/2016
Sra. Canciller Muy Actualidad Pág. 4

“No es ni kirchnerista ni de cambiemos”

El jefe de Gabinete cuestionó las interpretaciones que surgieron tras el encuentro entre el Papa y Macri, por la supuesta frialdad de Francisco en contraposición con la calidez con que trataba a Cristina.

El Gobierno salió a cuestionar ayer las interpretaciones que surgieron tras el encuentro de Mauricio Macri y el Papa, al señalar que el Sumo Pontífice “no es un dirigente político argentino”.

 

Quien habló fue el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien resumió: “Tenemos que entender eso. No es ni kirchnerista ni de Cambiemos. No es más amigo de uno o de otro. Es el Papa. Su misión excede ampliamente las divisiones de la política argentina”.

El encuentro ocurrió el sábado a la mañana en el Vaticano. Macri llegó minutos antes de las 9:30 a la Santa Sede junto con su esposa, Juliana Awada. La reunión levantó polvareda ya que duró apenas 22 minutos y a Francisco se lo vio siempre con gesto adusto, en contraposición al más distendido que ostentaba cuando se reunía con Cristina Fernández.

De hecho, con la ex Presidenta llegó a reunirse en ámbitos más cálidos como la residencia de Santa Marta. La audiencia, en rigor, llegaba con especulaciones previas: se habían generado suspicacias cuando Francisco no saludó al referente del PRO cuando este se consagró Presidente. O, más cerca en el tiempo, cuando el Sumo Pontífice le envió un rosario a Milagro Sala a la cárcel.

Lo cierto es que Peña, a través de un texto publicado en las redes sociales, salió a bajarles el tono a los comentarios. “Al salir empezamos a ver interpretaciones sobre si había durado mucho o poco, si había sonreído más o menos, y ahí uno empieza a pensar lo difícil que somos a veces como país”. Siguió: “El Papa Francisco es el hombre más importante que haya surgido de nuestras tierras (...). Ayer (por el sábado) empezó una nueva etapa en la relación del Gobierno argentino con el Papa Francisco. Una etapa que surge del consenso de la necesidad de una relación más institucional, menos politizada y de menos manoseo. No sólo recemos por él, cuidémoslo también. Es el Papa de todos.”.

Por su parte, la canciller Susana Malcorra manifestó su sorpresa respecto de que “el cronómetro mida la satisfacción” de un encuentro. “No lo veo al Papa metiéndose en la política doméstica”, agregó el gobernador Juan Manuel Urtubey.

Mientras tanto, Mauricio Macri arribó ayer al mediodía a Buenos Aires, tras la visita que realizó a Roma. En la conferencia de prensa que dio el sábado, el jefe de Estado argentino había dicho que la reunión con Francisco fue “un volver a encontrarnos dos viejos conocidos, aunque en un rol ahora que hace unos años era imposible de imaginar”, y precisó que se refirieron al “narcotráfico y el daño que le ha hecho al país”.
Finalmente, Macri detalló que hablaron de “las cosas que pasan en la Argentina y en el mundo y ratificamos la vocación de colaborar, de estar en contacto, como corresponde a una relación que tenemos desde hace años”.

Las críticas de Carrió

La diputada nacional Elisa Carrió salió ayer a cuestionar a Francisco, en el marco de la reunión que tuvo con Mauricio Macri: “Los sacerdotes no se tienen que meter en política. No creo que Bergoglio tenga que convertirse en una unidad básica en la Argentina. No creo que tenga que empoderar a violentos.
Estoy hablando de Milagro Sala y de Moreno”. Y agregó a Clarín: “La verdad es que Bergoglio no ayuda a pacificar el país: empodera a violentos”.

“El encuentro fue muy bueno”

 

Críticas. La canciller Susana Malcorra afirmó que le “sorprenden” las críticas al tiempo que duró la entrevista entre Mauricio Macri y el Papa, y remarcó que el mandatario “es una persona que no abunda en palabras”. Añadió: “El encuentro fue muy bueno, fue muy rico”.

Urtubey relativizó el regalo a Milagro Sala

rosario. El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, quien acompañó a Mauricio Macri en su visita al Papa Francisco, aseguró ayer “no corresponde asignarle un significado político” al rosario que el Sumo Pontífice le envió a la detenida dirigente kirch nerista Milagro Sala.

Menciones: 

Por su parte, la canciller Susana Malcorra manifestó su sorpresa respecto de que “el cronómetro mida la satisfacción” de un encuentro. “No lo veo al Papa metiéndose en la política doméstica”, agregó el gobernador Juan Manuel Urtubey.

 

 

Críticas. La canciller Susana Malcorra afirmó que le “sorprenden” las críticas al tiempo que duró la entrevista entre Mauricio Macri y el Papa, y remarcó que el mandatario “es una persona que no abunda en palabras”. Añadió: “El encuentro fue muy bueno, fue muy rico”.
 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino