Provincia: los gremios docentes decidieron parar otra vez durante cuatro días seguidos

Educación . Un ciclo lectivo que no termina de arrancar

Provincia: los gremios docentes decidieron parar otra vez durante cuatro días seguidos

Convocaron para hoy a otro paro de 24 horas. Y los principales sindicatos se sumarán a la huelga nacional de mañana y el jueves. Como la semana pasada, habría clases sólo el viernes.

LA PLATA. CORRESPONSALÍA.
laplata@clarin.com

Esta será otra “semana corta” para la actividad escolar en la provincia. Los seis gremios docentes resolvieron extender un día más el paro en reclamo de mejoras salariales y hoy se verá afectado el servicio educativo en todo el territorio bonaerense. Pero además, los principales sindicatos provinciales decidieron sumarse a la huelga que resolvió Ctera y UDA para el miércoles y jueves. Conclusión: por el momento la única jornada completa sería el viernes, lo mismo que ocurrió la semana pasada.

Ayer se concretó el primer paro de 24 horas de esta semana dispuesto por el Frente de Unidad Docente (integrado por FEB, Suteba, Uda, Sadop, Amet y Udocba). La adhesión fue del 40% para la Provincia pero del 80% para los gremios. Y en diferentes plenarios y asambleas de delegados se resolvió continuar el plan de lucha e incluir una movilización hacia la casa de Gobierno, en La Plata, para el jueves 16.

Mientras, el ministerio de Trabajo llamó a una reunión con las entidades de trabajadores que aceptaron la conciliación obligatoria. Será este mediodía, en el edificio de Economía, en la capital provincial, pero no hay expectativas de que la situación avance. Sólo asistirían Sadop, Amet y Soeme.

Nucleamientos que tienen representación mínima entre maestros y profesores del sistema estatal. Y asisten los representantes del área privada, que está funcionando casi con normalidad, aún en medio de las polémicas y los paros.

Desde ahora, las medidas de fuerza también alcanzan a los establecimientos secundarios, que debían arrancar el ciclo lectivo el segundo lunes de marzo. Hubo de todo en la puerta de los centros educativos: algunos esperaron la llegada de los profesores para decidir si sentaban en los pupitres a los estudiantes. Otros llegaban hasta la puerta y regresaban a sus casas con las hojas de las carpetas intactas. En algunos distritos del interior, la adhesión a la medida no tuvo impacto.

Los referentes gremiales insisten en que “se mantiene firme el respaldo de las bases”. Se reflejaba en los mandatos que llegaban al congreso de delegados de FEB. Aunque también –y en voz baja- algunos representantes admitían que “la protesta pierde fuerza”.

La Gobernación recibió informes al instante. Como si se tratara del minuto a minuto” de los rating de TV, veían planillas con niveles de adhe sión. Al anochecer evaluaban que “hubo un 60% de acatamiento en promedio en el sector estatal. Y en los privados ni siquiera movió la aguja de la medición”. Calificaban como “una mala noticia para la educación. Pero un gran fracaso como medida de fuerza”.

Por fuera de los análisis, las autoridades buscan alternativas para resolver la controversia que ya está al borde de pasar a la categoría de crisis.

Concretó cinco reuniones paritarias, en las que intentó conformar propuestas salariales que sean aceptadas por los docentes. En todas la respuesta fue la misma: negativa “in limine” y medidas de acción directa.

La última incluyó estos componentes: : un importe extraordinario no remunerativo de $500 por cargo “para compensar 2016”, un pago no remunerativo a pagar en marzo de entre $1500 y $3750, según el cargo; el pago del incremento salarial en tres cuotas (en vez de en cuatro) y “un piso garantizado” de 19%: 5% de aumento en enero, otro 5% en abril y un 9% en septiembre.

La contraparte insiste en un 35% de aumento: 25 para afrontar la inflación de 2017 y 10% para recomponer la pérdida de poder adquisitivo del año pasado.

“La provincia tiene recursos. Y si no los tiene que los solicite a la Nación. El año pasado hicimos un buen acuerdo y cerramos la paritaria porque el gobierno central hizo un aporte”, reclamó Roberto Baradel, secretario general de Suteba. En La Plata tienen otra mirada sobre el conflicto. La convocatoria de hoy es “en el marco de la conciliación obligatoria”. Es un recurso que los gremios rechazaron, llevaron a la Justicia y en primera instancia fueon avalados.

Pero el viernes la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo revocó ese fallo que firmó Luis Arias. No obstante esa nueva decisión de los tribunales, los sindicatos insisten en que es “una aberración jurídica”, cuestionan a los magistrados que lo firmaron y siguen sin reconocer la jurisdicción del Ministerio de Trabajo para disponer una conciliación. Por eso, FEB, Suteba, Uda y otras representaciones no se presentarán.

“Aquí tenemos un fallo de un Tribunal superior. Una instancia institucional y en el marco del funcionamiento de la República. Pero los gremios son funcionales a otros objetivos y eso quedara en evidencia”, respondieron anoche desde el gobierno.

Y advierten que “habrá acciones y sanciones para los responsables.

Hasta las últimas consecuencias”, se animan a advertir.

La administración de Vidal argumenta que ya no tienen recursos para mejorar los sueldos docentes. “La provincia está quebrada”, admitió la gobernadora a las familias bonaerenses.

La gobernadora busca llegar a los miles de alumnos y padres que ven dificultada su rutina por un ciclo lectivo que no termina de arrancar. Y que ya entró en la segunda semana de actividad.

Notas relacionadas
PARA MAÑANA Y EL JUEVES.
En las provincias debaten si adhieren a la huelga nacional.

Los gremios nacionales Suteba y UDA convocaron a 4 días de paro, dos de ellos este miércoles y jueves. SADOP (privados) y AMET decidirán hoy qué hacen. En las provincias, los gremios debaten si adherirán.

En Mendoza, el aumento del 17% salió por decreto y hay clases normalmente. Sin embargo, Sute y UDA, los gremios estatales, adherirán en forma simbólica, con asambleas en los lugares de trabajo.

En Santiago del Estero, las clases se desarrollan normalmente porque el gobierno acordó con los gremios el 20% de aumento antes de arrancar las clases. En Río Negro, los dirigentes de UNTER rechazaron la oferta del gobierno y llevarán su propuesta a las bases. Habrá un nuevo encuentro de partes el próximo lunes. En Santa Fe van al paro nacional.

Amsafé confirmó su adhesión. En Neuquén, el gremio ATEN ratificó el paro después de rechazar la propuesta del gobierno provincial.

NEGOCIACIÓN EMPANTANADA.
En Ciudad seguirán descontando a los que adhieran.

En Capital las negociaciones quedaron empantanadas desde el viernes pasado cuando, tras la paritaria convocada por el gobierno, los principales gremios decidieron convocar a un paro para mañana y el jueves, que coincide con las 48 horas de huelga docente nacional.

Fuentes del gobierno porteño dijeron a Clarín que se hará un “operativo de auditoría” para relevar escuela por escuela y determinar qué docentes dictan clases. El objetivo es aplicar correctamente el descuento a quienes no trabajen. Cada día de paro significa entre $500 y $1.200 de descuento, de acuerdo a la antigüedad y el tipo de jornada que hacen. Según las cifras oficiales, los días 6 y 7 de marzo hubo un 38% promedio de adhesión. “El día de descuento por paro está establecido hace varios años en la Ciudad y no es cuestionado judicialmente.

Quienes adhieran a estos dos días de huelga (de mañana y pasado) se consumirán el aumento previsto para marzo”, dicen en el Gobierno.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino