Tras nueve días de paros, Vidal avanza en dejar fuera de la ley a los gremios rebeldes

18/03/2017
Nacional Clarín Sociedad Fabián Debesa Pág. 58
SON LOS QUE NO VAN A LA REUNIONES POR LA CONCILIACIÓN OBLIGATORIA

Tras nueve días de paros, Vidal avanza en dejar fuera de la ley a los gremios rebeldes

Pidió al Ministerio de Trabajo que analice quitarles la personería jurídica. Además, les aplicarían multas.

LA PLATA. CORRESPONSALÍA

 

Con nueve días de paro sobre 10 hábiles desde que se inició el ciclo lectivo formal, María Eugenia Vidal avanza con los procesos administrativos para sancionar a los gremios que no aceptaron la conciliación obligatoria dispuesta en el momento en que se anunciaron las medidas de fuerza. Por un lado, pidió el inicio de un sumario en el ministerio de Trabajo de Nación para que determine si corresponde quitar la personería jurídica a los sindicatos “rebeldes”. Y también comenzó un proceso en el organismo provincial que podría derivar en multas de hasta 600 millones de pesos para las organizaciones docentes, según cálculos que realizaron los técnicos del organismo.
 

“Se solicita la intervención del Ministerio de Trabajo de la Nación para que se evalúe la quita de personería”, explicó el ministro provincial, Marcelo Villegas. Pero por cuerda separada, la subsecretaría de Trabajo bonaerense está habilitada para establecer multas por incumplimiento de las normas. Entre ellas el desconocimiento de la conciliación obligatoria.
 

En este caso, se multaría a las organizaciones sindicales que no acataron la resolución de la Cámara. En la mira están Suteba, FEB, Udocba y UDA. La sanción tiene en cuenta un sistema aplicado sobre el salario mínimo vital y móvil (fijado en 8.060 pesos) y de acuerdo a la ponderación de la falta que se imputa a la organización gremial. Los 8.060 se toma como un módulo y en este caso el cálculo llegaría a los 600 millones de pesos.
 

Cada entidad debería hacerse cargo de una parte proporcional de ese monto, de acuerdo con el número de afiliados registrados. Ayer, se cumplió el noveno día de huelga en los establecimientos públicos provinciales. Fue convocado por Suteba –conducido por Roberto Baradel-, Udocba y Uda. La FEB y otras entidades no se sumaron. En un congreso que sesionó al mediodía, la federación habilitó a los dirigentes a disponer nuevas acciones directas, dentro del Frente Docente y el lunes resolverá si adhiere a los paros del martes y miércoles próximos.
 

La negociación sigue estancada. El lunes está prevista una “mesa técnica salarial”, dentro de la conciliación, citada por Trabajo. Allí solo asisten sindicatos con representación menor. “¿Por qué no asistir a una mesa técnico salarial que tiene como primer lugar la recomposición de 2016. Es un espacio de diálogo puntual, aséptico, técnico”, dijeron fuentes de Educación provincial.
 

También hubo un intento de medicación, de la Defensoría del Pueblo de la Provincia. El responsable, Guido Lorenzino, envió una carta a las partes para invitarlos a negociar en un ámbito menos controvertido que el de la paritaria. Hace tres años, hubo una intervención en la huelga de 17 días. Intentó distender los ánimos, pero no pudo cerrar la crisis.
 

Vidal insistió en que el conflicto está politizado. Fue en un acto en la Gobernación y agradeció a UPCN y al Sindicato de Obreros y Empleados de la Minoridad (SOEME) por “entender que la mejor manera de enfrentar los problemas es juntos y con diálogo”. “Sé que para todos el último año y las últimas décadas fueron difíciles y le han puesto el pecho y esperan un reconocimiento que nunca termina de llegar y no es solo en lo salarial”, dijo.
 

Un actor inesperado del sainete que comenzó a escribirse el 6 de marzo cuando no empezaron las clases, es el juez Luis Arias, quien en un fallo expres dispuso una medida cautelar a favor de los gremios y contra la conciliación obligatoria. Ya lo había hecho otras veces, en disputas entre el Estado y los trabajadores públicos. Su resolución fue revocada por una cámara de alzada. Pero después llegó un pedido de juicio político contra el magistrado, por sus posicionamientos políticos.

 

Ayer convocó a los medios para denunciar “persecución ideológica”. Aclaró que los jueces no pueden ser destituidos por sus ideas sino por sus fallos. Estuvo acompañado por el líder de Suteba, Baradel, que aprovechó para cargar contra el gobierno. “Está asumiendo un cariz autoritario”, dijo el sindicalista que es apuntado por todo el oficialismo por su cercanía con el kirchnerismo. 
 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino