Trump ordena limitar un programa de visas para empleados extranjeros

20/04/2017
Cancillería La Nación El Mundo Pág. 8

Trump ordena limitar un programa de visas para empleados extranjeros

Pidió revisar el visado H-1B, para trabajadores de alta calificación; el año pasado 300 argentinos lo obtuvieron

KENOSHA, Wisconsin.- El presidente de Estados Unidos , Donald Trump , ordenó una revisión del programa de visas para atraer trabajadores extranjeros altamente calificados al país, lo que deja a las firmas tecnológicas y de outsourcing en alerta, ya que se podrían producir cambios.

En momentos en que trata de desarrollar su promesa de campaña de "Estados Unidos primero", Trump firmó un decreto sobre el programa de visas denominado H-1B, popular en la industria tecnológica, en una visita a la oficina central de Snap-On Inc., un fabricante de herramientas en Kenosha, Wisconsin.

Un objetivo, según asesores del presidente, es modificar o reemplazar el actual sorteo de las visas H-1B por un sistema basado en méritos que restringiría las entregas de los documentos a trabajadores altamente calificados. Los ciudadanos de la India son los más beneficiados anualmente con la entrega de las visas H-1B. El año pasado, 300 argentinos obtuvieron la autorización para trabajar con este plan, según la embajada norteamericana en la Argentina.
"En estos momentos, el abuso generalizado en nuestro sistema de inmigración permite que los trabajadores estadounidenses de todos los orígenes sean reemplazados por trabajadores traídos de otros países", dijo Trump.

"Con esta medida, estamos enviando una potente señal al mundo: vamos a defender a nuestros trabajadores, proteger nuestros empleos y finalmente poner a Estados Unidos primero", agregó.

Las visas H-1B apuntan a extranjeros de ocupaciones "especializadas" que generalmente requieren mayor educación, las cuales según el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (Uscis) incluyen científicos, ingenieros o programadores informáticos, aunque otras industrias especializadas como la moda también utilizan este programa de visas. De hecho, la primera dama, Melania Trump, trabajó como modelo con una visa H-1B.
El gobierno norteamericano usa un sistema de sorteo para entregar 65.000 visas por año y distribuye otras 20.000 a trabajadores graduados universitarios. Bajo el sistema actual, las aplicaciones son seleccionadas aleatoriamente en un sistema de lotería.

"Ahora, las visas H-1B son otorgadas en un sorteo totalmente aleatorio y eso está mal. Por el contrario, deberían ser otorgadas a los solicitantes más calificados y mejor pagados, y nunca ser usadas para reemplazar estadounidenses", afirmó Trump

Los críticos del programa dicen que la mayoría de las visas H-1B son otorgadas a trabajadores de empleos de bajos salarios y firmas de outsourcing, muchas con sede en la India. Aseguran que quitan empleos a los estadounidenses y reducen los salarios.

La nueva medida prioriza todo lo autóctono y supone un nuevo golpe al legado de su predecesor Barack Obama en materia de inmigración y visados. Quienes más perjudicados se verán son los trabajadores altamente calificados. En total son unos 85.000 inmigrantes con visas H-1B que obtienen la autorización anualmente y alimentan a las industrias más avanzadas de high tech de Silicon Valley.

El número de solicitudes de esta clase de visas cayó a 199.000 este año respecto de las 236.000 de 2016 y las 233.000 de 2015, de acuerdo con Uscis. Cada año el 1° de abril se establece un nuevo límite para las solicitudes de visa H-1B.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino