Un centenar de muertos en un atentado suicida en Siria

16/04/2017
Internacional Perfil Internacionales Pág. 39
En la provincia de Alepo

Un centenar de muertos en un atentado suicida en Siria

Un coche bomba estalló junto a autobuses con combatientes y civiles evacuados por un acuerdo entre el gobierno y los rebeldes.

Al menos cien personas murieron ayer en la provincia siria de Alepo en un atentado suicida contra los autobuses que evacuaban a personas de localidades asediadas por tropas rebeldes o del gobierno de Damasco. Un terrorista hizo estallar una carga en su automóvil al paso de los buses, en medio del difícil proceso de evacuación, que quedó interrumpido por varias horas.

Asedio

 

Más de 7 mil personas fueron evacuadas el viernes de cuatro localidades asediadas: Fua y Kafraya –leales al régimen de Damasco– y Madaya y Zabadine –rebeldes–, en virtud del acuerdo firmado con el aval de Qatar, por la insurgencia, y de Irán, aliado del presidente Bashar al-Asad. Pero la aplicación del acuerdo quedó paralizada debido a diferencias entre las dos partes. Miles de personas se encontraron así bloqueadas cerca de Alepo, algunas en zonas rebeldes, otras en sectores controlados por el régimen. Ese fue el momento que escogió el terrorista suicida para hacer estallar, el sábado por la mañana, una camioneta bomba, al lado de 75 buses que transportaban personas evacuadas de Fua y Kafraya, asediadas desde hace dos años por los rebeldes en la provincia de Idlib.

La defensa civil siria en la provincia, también conocida como los cascos blancos, informó que sus voluntarios habían recuperado al menos cien cadáveres, muchos de ellos de niños, en la zona del atentado. Se desconoce por ahora quién colocó la bomba. La agencia estatal de noticias Sana habló de un ataque de “terroristas”, mientras que los activistas de la oposición culparon a los seguidores del Gobierno

 

Reanudación

 

Poco después de este ataque sangriento, el proceso de evacuación pudo sin embargo reanudarse, precisó el Observatorio Sirio por los Derechos Humanos (OSDH). “Autobuses transportando a personas evacuadas de cuatro ciudades sirias retomaron su camino hacia sus destinos finales”, declaró el director de la ONG, Rami Abdel Rahman.

El responsable precisó que cinco autobuses que transportaban a personas de las ciudades rebeldes de Madaya y Zabadani salieron de la zona de Ramusa, cerca de Alepo, donde estaban bloqueadas bajo control del régimen. Otros cinco vehículos con personas de Fua y Kafraya, bloqueados por los rebeldes en Rashidin, también partieron.

Las 5 mil personas –civiles y combatientes– de Fua y Kafraya deben ser reinstaladas cerca de Damasco y Lataquia, bastiones del régimen. Las cerca de 2.200 personas de Madaya y Zabadani serán trasladadas a la provincia rebelde de Idlib. De acuerdo con el OSDH y una fuente rebelde, el bloqueo se produjo debido a un desacuerdo sobre el número de combatientes armados pro régimen evacuados de Fua y Kafraya.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino