Vidal apela a los candidatos "sin tierra" para ganarle al PJ los distritos calientes del conurbano

Vidal apela a los candidatos "sin tierra" para ganarle al PJ los distritos calientes del conurbano

Con el aval del consultor Durán Barba, el oficialismo impulsa como candidatos para octubre a jóvenes funcionarios que fueron derrotados en 2015

Entusiasmado, Jaime Durán Barba los considera "la garantía" de que "el cambio" se vea también en las listas bonaerenses de este año. La gobernadora María Eugenia Vidal coincide con el diagnóstico y ya avisó: "Los mejor posicionados tienen que jugar".

Alguien los denominó "los sin tierra" y ellos asumen con hidalguía esa condición: son los jóvenes candidatos de Pro en 2015 que se quedaron a las puertas de ganar intendencias, se foguearon en este tiempo y hoy se preparan para volver a postularse, en la mayoría de los casos como candidatos a concejales. Confían en hacer buenas elecciones, ayudar al espacio y, de paso, dejar listo el terreno para competir, esta vez con chances de triunfo, en sus distritos en 2019.

Los sin tierra son, en su mayoría, funcionarios nacionales o provinciales. Lucas Delfino, por ejemplo, milita en Hurlingham y es subsecretario de Asuntos Municipales, a las órdenes del ministro del Interior, Rogelio Frigerio; Álex Campbell, ex candidato en San Fernando, ocupa el mismo cargo, pero en la gestión de Vidal; Ezequiel Pazos, candidato derrotado en San Miguel, es también subsecretario, pero de Desarrollo Social bonaerense; Evert van Tooren, de Esteban Echeverría, es titular del Instituto de la Vivienda de Vidal; Gladys González, quizá la más conocida del grupo, no resigna su sueño de ser intendenta de Avellaneda, aunque su participación en las próximas elecciones será más protagónica, según confían en Pro. Algunos dirigentes se sumaron hace poco a este selecto grupo, como Albi Czernikowski, candidato derrotado en 2015 en Malvinas Argentinas.

"Son los dirigentes del futuro en el conurbano, a quienes queremos dejar en nuestro paso por la provincia", afirma a LA NACION Federico Salvai, mano derecha de Vidal y coordinador de los sin tierra.

Designado recientemente como coordinador de la decisiva campaña bonaerense de agosto y octubre próximos, Salvai coincide con Durán Barba: los jóvenes tienen que jugar sí o sí, aun a riesgo de competir en una perspectiva poco favorable en algunos distritos calientes o en distritos donde gobiernan el Frente para la Victoria o el Frente Renovador de Sergio Massa, con más anclaje territorial.

"Ya son una realidad, y difícilmente alguien pueda reemplazarlos en los distritos", agregó Salvai, convencido como su jefa política de la necesidad de poner "toda la carne en el asador" electoral en las elecciones, que serán también un plebiscito para las gestiones de Vidal y del propio presidente Mauricio Macri.

Apuestas

Según cuentan dos miembros del grupo, Durán Barba va más allá: quiere que algunos de los sin tierra, o jóvenes que ya ganaron intendencias en sus distritos (Martín Yeza, en Pinamar, es el que más se menciona, aunque hay quienes piensan también en Diego Valenzuela, intendente de 3 de Febrero), ocupen lugares trascendentes en la lista de la provincia, que incluye candidatos a senadores y diputados nacionales. "Si no tenemos candidatos que sumen votos por sí mismos, es preferible que sean jóvenes", define el gurú ecuatoriano. Pero por ahora es sólo una expresión de deseos: hasta hoy, la fórmula más probable de Cambiemos en la provincia para senadores nacionales es Jorge Macri-Gladys González, aunque falta, claro, la trascendente definición de la diputada y líder de la CC-ARI, Elisa Carrió, que puede modificar ese panorama, aseguran desde el Gobierno.

Además de sus charlas con Durán Barba y la propia Vidal, los aspirantes ya preparan una reunión plenaria para mediados de marzo. "Allí va a quedar definido dónde se necesita asfalto, dónde cloacas, dónde escrituras", afirma uno de los miembros del grupo, donde niegan que su acceso a fondos públicos sea una "ventaja" con relación a otros candidatos en sus distritos.

Uno de ellos se sinceró con relación a la difícil tarea que los espera. "En el conurbano nos costó salir a caminar los barrios después de los cambios en las jubilaciones y el tema del Correo", afirmó un casi seguro candidato en estas elecciones. La situación económica y la marcha del gobierno nacional a mediados de año influirán y mucho en su suerte electoral, coinciden los postulantes.

"Les va a ir muy bien en las elecciones de este año y van a ganar en 2019", contesta Salvai, repleto de optimismo.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino