El Gobierno denunció “palos en la rueda”

Luego de las declaraciones del presidente Macri, varios ministros y funcionarios salieron a advertir sobre un acecho a la gobernabilidad por parte de sectores gremiales y políticos

El Gobierno denunció “palos en la rueda”

Varios funcionarios del Gobierno Nacional salieron ayer a advertir sobre la existencia de “grupos que quieren desestabilizar” la gestión del presidente Mauricio Macri y sugirieron a quienes reclaman otro “modelo económico” no hacerlo a través de medidas de fuerzas sindicales “sino en elecciones”.
 

De alguna manera, en sintonía con los dichos del presidente Mauricio Macri, del día anterior, quien había utilizado términos parecidos en una entrevista televisiva. Por la mañana, el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, fue unos de los primeros en alzar la voz para elaborar una especie de denuncia en ese sentido. Dijo que son “sectores muy puntuales”, porque “la gran mayoría de los dirigentes se maneja de una forma muy responsable”.
 

“Hay algunos dirigentes que están poniendo palos en la rueda, para los cuales es muy evidente que cuanto peor le vaya a la Argentina, será mejor para ellos”, señaló. Luego fue la canciller Susana Malcorra la que se refirió al tema. Con foco en la conflictividad gremial.
 

En conferencia de prensa en el Ministerio de Relaciones Exteriores, la funcionaria cuestionó a la dirigencia sindical, dijo que todos tienen “derecho” de reclamar otro “modelo económico” pero “la instancia no es” con una medida de fuerza “sino en elecciones”. “El que se confunda desafía las reglas que están establecidas”, señaló. “Todo el mundo tiene derecho de opinar distinto y exponer su opinión pero hay un lugar para todo. El derecho a tener una opinión distinta y un modelo económico distinto está bien, pero la instancia no es en una cuestión salarial sino en las elecciones”, dijo luego a DYN.
 

El domingo, Macri abonó la teoría conspirativa al afirmar que “claramente” hay un sector que quiere “desestabilizar” al Gobierno, y consideró que “el kirchnerismo sistemáticamente pone palos en la rueda”. En tanto la vicepresidenta, Gabriela Michetti, el mismo domingo había dicho que “no sólo es el kirchnerismo el que tiene muchas ganas que el Gobierno se caiga”, al tiempo que enfatizó que “hay sectores que no se bancan estar afuera del poder”.
 

Ayer, por la mañana, Macri se reunió, en Casa Rosada, con los funcionarios de la denominada “mesa chica” del Gobierno: el jefe de Gabinete, Marcos Peña y los coordinadores del área, Mario Quintana y Gustavo Lopetegui, con quienes analizó el conflicto docente –que continúa en la provincia de Buenos Aires y amenaza con extenderse al resto del país en reclamo de una paritaria nacional– además del paro general anunciado por la CGT para los primeros días de abril.
 

Después de encabezar la reunión, cerca del mediodía el Presidente recibió al ministro de Justicia, Germán Garavano, y a su par de Seguridad, Patricia Bullrich, quien llegó acompañada por el secretario del área, Eugenio Burzaco, en reuniones de “seguimiento de gestión”. Luego, el mandatario recibió al ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Sergio Bergman, con quien evaluó los daños ocasionados por el alud que azotó el viernes pasado a la ciudad jujeña de Tilcara, así como la asistencia para los lugareños

Menciones: 

“Hay algunos dirigentes que están poniendo palos en la rueda, para los cuales es muy evidente que cuanto peor le vaya a la Argentina, será mejor para ellos”, señaló. Luego fue la canciller Susana Malcorra la que se refirió al tema. Con foco en la conflictividad gremial.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino