“Puerta a puerta”: fracasa una de cada tres compras que se hacen en sitios web del exterior

DESDE EL REGRESO DEL SISTEMA

“Puerta a puerta”: fracasa una de cada tres compras que se hacen en sitios web del exterior

Según el Correo, de los 764.000 pedidos recibidos, 226.000 volvieron al lugar de origen.

mgrosz@clarin.com

 

El paquete llega al país en barco o en avión, pero ese es sólo el comienzo. Primero hay que esperar entrega de un telegrama, que puede producirse en días, semanas o hasta meses después. Luego, ingresar a la AFIP con Clave Fiscal -si no se la tiene, se exige ir a conseguirla- y llenar una declaración jurada online para muchos compleja de entender. Recién entonces se puede pagar online un impuesto del 50% del valor de la compra y, en trámite aparte, el cargo de $ 100 para el Correo Argentino. Si todo va bien, ahí sí, días más tarde, el producto llegará a la puerta del domicilio del comprador.
 

Pasaron seis meses y medio desde que el régimen de compras al exterior “puerta a puerta” regresó, en agosto pasado, tras casi tres años de “cepo”. Pero el nuevo procedimiento resultó más tedioso, costoso y lento de lo imaginado, y muchos compradores se quedan en el camino: desde el inicio, por trámites incompletos, uno de cada tres paquetes terminó siendo devuelto al vendedor. O sea, retornó al país de origen.
 

Según datos informados por el Correo, desde el comienzo del nuevo régimen y hasta el lunes pasado llegaron al país 998.000 paquetes, de los cuales 764.000 cumplieron con los requisitos para ser entregados a domicilio: pesar hasta 2 kilos y valer hasta 200 dólares. De esos envíos, a su vez, 742.000 ya tienen su telegrama enviado.
 

El problema es que hasta ahora sólo el 41,6% de los 764.000 envíos “puerta a puerta” fueron recibidos por los compradores: 319.000. ¿Qué pasó con el resto? Unos 226.100 (un 29,6%) se devolvieron a los remitentes “por falta de cumplimiento de algunos de los trámites correspondientes” en los 30 días que se dan de plazo, señalaron en el correo oficial. Además, advirtieron que otros 220.000 (un 28,8%) “todavía esperan ese cumplimiento, por lo que en algún momento podrían ser devueltos a los países de origen”.
 

Llama la atención, a su vez, que hubo devoluciones entre los paquetes más costosos, los que excedieron las condiciones de entrega “puerta a puerta”. De los 234.000 grandes envíos recibidos, 31.100 volvieron a sus países porque la gente no completó los trámites y otros 28.600 están en espera, con chances de correr la misma suerte. En total, sumando las dos modalidades, unos 257.200 paquetes llegaron a Argentina “de visita” y regresaron: casi 1.300 por día.
 

La otra forma de comprar “puerta a puerta”, rehabilitada en simultáneo, fue la que intermedian los correos privados o couriers. En DHL Express Argentina, uno de ellos, cuentan que la medida les hizo crecer un 20% el ingreso de paquetes, en cerca de 2.000 al mes, con predominio de compras de ropa y artículos electrónicos. “Es uno de los escenarios de mínima que habíamos previsto. El volumen creció, pero no exploto como algunos preveían”, comentó Ricardo Saco, gerente de Operaciones de la firma. ¿Las causas? Entre ellas, según el courier, “grandes páginas de compras online, como Amazon, siguen teniendo restricciones para hacer pedidos desde la Argentina”.

Notas relacionadas
LO COMPROBÓ CLARÍN
Un sistema lento desde el arranque

Cuando recién habían pasado dos meses de la vuelta del “puerta a puerta”, Clarín comprobó que el sistema no resultó tan atractivo como se esperaba. En 26 de agosto, día del debut, Clarín encargó tres productos a tiendas chinas para poner a prueba el sistema. Fueron un juguete, una prenda de indumentaria y un accesorio para celular, adquiridos mediante los portales eBay y Ali Express.
 

Para el envío se eligió el Correo oficial y el trámite se hizo del modo más veloz disponible. Y en los 3 casos hubo demoras. Un paquete se recibió en 40 días, otro demoró 52 y el tercero llegó 130 días después de realizada la compra. Bastante más que los 35 días que demoraba en promedio el régimen anterior. Una vez que el envío llega al país, demora varios días en ser inspeccionado y clasificado por la Aduana.

 

Luego, una vez que se lo aprueba como apto para “puerta a puerta”, hay que esperar que el Correo lleve hasta el hogar un telegrama de papel con un código. Recién entonces se puede hacer una declaración jurada online que requiere clave fiscal de nivel 3, generar un volante de pago (VEP) para abonar el arancel de importación del 50% y realizarle un pago electrónico extra al Correo. Finalmente, si todo está bien, la compra queda lista para llegar a domicilio.

INTIMAN A LAS REDES SOCIALES A ELIMINAR PROMOS FRAUDULENTAS
Europa lucha contra las estafas en Internet

Facebook, Twitter y Google+ manifestaron su compromiso de realizar cambios en sus políticas de uso con el objetivo de respetar la normativa europea de protección de consumidores, anunció ayer la Comisión Europea (CE). En una reunión realizada entre asociaciones de consumidores, las empresas y la propia CE, estas redes sociales accedieron a proponer cambios en varias cláusulas de sus condiciones de uso y en sus políticas de lucha contra el fraude.

 

La reunión se produjo después de que autoridades de protección de consumidores enviaran una carta a Facebook, Twitter y Google+ en noviembre, en la que les pedían que revisasen sus condiciones de uso. Según la CE, las políticas de uso de estas plataformas deben redactarse en línea con la legislación europea de protección de los consumidores, lo que implica que las condiciones que creen un desequilibrio importante entre los derechos y las obligaciones de las partes serán consideradas abusivas y carentes de validez.
 

En la práctica, unas cláusulas ajustadas a la ley comunitaria no pueden privar a los consumidores de su derecho de acudir a los tribunales de su Estado miembro. Y también deben cumplir la ley europea en materia de lucha contra las estafas, comprometiéndose a eliminar promociones fraudulentas y otro tipo de campañas falsas de sus plataformas.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino