Alivio en la tropa de Vidal, pese a las críticas de Lilita a sus funcionarios

Alivio en la tropa de Vidal, pese a las críticas de Lilita a sus funcionarios

En el gobierno provincial dicen no temer el "fuego amigo" de Carrió; ayer cargó contra dos ministros

"Ya está, ya tomó la decisión." La frase, calcada, fue repetida ayer por tres funcionarios del gabinete de María Eugenia Vidal . Hablaban del modo en que la diputada Elisa Carrió fue anunciando por partes, desde el domingo hasta ayer, la definición de su candidatura por la ciudad de Buenos Aires, y no por la provincia, en las próximas elecciones legislativas.

Si hubo alivio en la tropa de Vidal, como reconoció un ministro bonaerense, los otros tres funcionarios de primera línea abonaron otra perspectiva: que la definición que tomó Carrió nunca fue motivo de preocupación para la gobernadora y su equipo. Que la diputada cerró ayer el último capítulo de una historia de suspenso que ella tejió junto a los medios, sin ayuda ni participación de Vidal.

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal. Incluso minimizaron el daño de dos frases que dejó Carrió al cerrar la puerta bonaerense: que era Vidal quien no la quería en la provincia y que "algunos grupos" de Cambiemos operan en su contra. Cuando le pidieron precisiones, apuntó contra los ministros de Seguridad, Cristian Ritondo, y de Justicia, Gustavo Ferrari. Al primero, por sostener al jefe de la policía bonaerense, Pablo Bressi. Al segundo, por identificarlo como hombre de Daniel Angelici en el gabinete provincial.

Más notas para entender este temaPara Macri, la batalla porteña adquiere inesperada relevanciaCarrió confirmó que será candidata en la Capital y ya apuntó contra LousteauUn cargo que el ex embajador ya ocupó, pero por dos años

"Carrió también le pegó a [el juez de la Corte Suprema Ricardo] Lorenzetti, al padre del Presidente, a Jorge Macri. No vemos que ella haya salido a pegarnos por no ser candidata en la provincia. Ella es así y así la queremos", sintetizó un ministro. "No es que sólo suframos a Lilita: son muchas más las cosas que nos unen que las que nos separan. Lilita le hace bien a Cambiemos. Sabemos que tiene sus formas, su estilo, la conocemos", desdramatizó otra fuente.

Pese al poder de fuego de las sentencias de Carrió, del que pueden dar fe kirchneristas y massistas, pero más aún quienes fueron socios de la diputada y la sufrieron en el pasado, en la gobernación bonaerense niegan tener un plan de contingencia si las críticas se repiten a lo largo de la campaña.

De hecho, Ritondo le contestó ayer a Carrió ("a veces puede tener información que no es la correcta", se limitó a decir, durante un reportaje con radio La Red en el que llenó de elogios a la diputada) y Ferrari guardó silencio.

"Nunca hubo un debate sobre qué decir o cómo reaccionar a lo que haga Lilita. No es la idea del gobierno polemizar con ella", insisten en La Plata. Aunque, de nuevo, las fuentes coincidieron en deslizar una crítica velada a Carrió, por contraste: "Vidal resuelve estas cosas en privado, no a través de los medios".

¿Cómo seguirá la relación con Carrió? Igual que antes, dicen en La Plata. Vidal llevará la relación personal con la diputada. Otros funcionarios (como el procurador Julio Conte Grand), la "diplomacia". Y el jefe de gabinete bonaerense, Federico Salvai, se encargará de la "contención política" de la Coalición Cívica. En la gestión y en las listas de candidatos.
"Lilita actuó en equipo, tomó la decisión que necesitaba Cambiemos para frenar a [Martín] Lousteau en la Capital y seguro nos va a ayudar en la campaña provincial", sintetizó un alto funcionario de Vidal, para cerrar el debate. No sin antes volver a dar una señal de alivio: "Ya está, ya estamos en un mejor lugar que antes".
 

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino