Macri pidió "convicción" a sus ministros y repasó la "agenda social"

Macri pidió "convicción" a sus ministros y repasó la "agenda social"

Presidió la reunión de gabinete donde se trató el tema; habló de planes de contención con Stanley

"Hay que pedirle disculpas a Guillo (Dietrich) porque hizo todo el trabajo, estaba todo encaminado y cambiamos", afirmó Mauricio Macri mirando hacia el ministro de Transporte, con el gabinete en pleno escuchando en silencio.

El pedido informal de disculpas presidencial por el freno al acuerdo aerocomercial con la colombiana Avianca fue una de las notas curiosas de una jornada en la que Macri se ocupó, por sobre todo, de la cuestión social y de distintos conflictos, incluida la protesta que por la tarde encabezaron los integrantes del triunvirato de la CGT.

El paro docente, la previa de la marcha de las centrales sindicales y hasta los métodos (falibles) de control del presentismo de los empleados públicos formaron parte de la reunión matinal del Presidente con sus ministros. Por la tarde, Macri ahondó en la preocupación por la situación social en su reunión de seguimiento con la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley. En todos los encuentros pidió "convicción" a sus funcionarios, creer en que el camino elegido por su gestión "es el único posible a pesar de todo lo que pueda estar pasando" en el país.

"Tenemos que tener convicción. No hay otro camino posible", repitió el Presidente. Por la tarde, un ministro le dio la razón, "tomando en cuenta lo que pasó en la Plaza de Mayo", los incidentes entre manifestantes y un caos evidente, que alegraron a la Casa Rosada y a muchos despachos oficiales.

En medio de las resistencias que generan (sobre todo en los sindicalistas de ATE) los cambios que impulsa en la administración pública, el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, sorprendió a los presentes con un dato novedoso: de los 208.000 empleados públicos nacionales, a 51.000 "no hay forma de controlarles el presentismo, no hay un sistema que lo pueda hacer". Ibarra también dio detalles sobre la marcha del instituto de capacitación de empleados del Estado.

El ministro de Educación, Esteban Bullrich, dio su visión sobre el paro docente de anteayer. Dijo que tuvo un "acatamiento dispar" y puso énfasis en la ciudad de Buenos Aires, donde según sus cálculos sólo se cumplió en "poco más de la mitad de las escuelas".

Su par de Trabajo, Jorge Triaca, anticipó de algún modo lo que pasaría después: pintó un panorama de "divisiones" del movimiento sindical, y dijo que observaban "una CGT distinta" desde enero último, cuando empezó a sentirse la presión de los sectores y gremios de izquierda sobre la nueva conducción de la central sindical. "Al Presidente le molesta que perdamos tiempo, que no prime la sensatez, aunque es consciente de que tiene estos interlocutores en áreas muy importante", afirmó a LA NACION uno de los asistentes a la reunión matinal en la quinta de Olivos.

La canciller Susana Malcorra agregó en la reunión que le "costaba" entender la oposición de Héctor Daer, uno de los secretarios generales de la CGT, al impulsado acuerdo Mercosur-Unión Europea.

Con Stanley, Macri escuchó un informe que se relaciona, y mucho, con la posibilidad de dar soluciones a los más postergados, contener desbordes y dejar más limpio el camino electoral de octubre. La ministra de Desarrollo Social dio detalles de algunos planes en carpeta, como la capacitación en oficios y la concientización de la importancia de finalizar los estudios primarios y secundarios, incluidos en un "plan nacional de acción de la economía social y popular". Un guiño a los movimientos sociales que reclaman por la rápida implementación de la ley de emergencia social aprobada por el Congreso.

Stanley también habló de males que aquejan a los sectores más desfavorecidos, sobre todo a los jóvenes en el interior y el conurbano, como la falta de "un proyecto de vida" para los "ni-ni", jóvenes que no estudian ni trabajan, y el embarazo adolescente. Según asistentes a la reunión, Macri pidió un plan "de trabajo territorial" para prevenir y asistir los embarazos de jóvenes.

"Reconocemos los problemas, pero el Presidente nos pidió que estemos convencidos de que éste es el camino. Y más cuando vemos lo que hay del otro lado", resumió otro ministro, satisfecho con el balance de un día agitado.

Menciones: 

La canciller Susana Malcorra agregó en la reunión que le "costaba" entender la oposición de Héctor Daer, uno de los secretarios generales de la CGT, al impulsado acuerdo Mercosur-Unión Europea.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino