Macri y Carrió limaron diferencias a solas y sellaron el esquema de la Capital

Macri y Carrió limaron diferencias a solas y sellaron el esquema de la Capital

Acordaron la estrategia electoral y mañana harán un timbreo conjunto en la ciudad; Bullrich se afirma en la provincia

En una reunión para limar diferencias y suspicacias, el presidente Mauricio Macri recibió ayer en la residencia de Olivos a la jefa de la Coalición Cívica , Elisa Carrió . La foto de los dos a solas sirvió para confirmar que la diputada será candidata a su reelección por Cambiemos en la ciudad de Buenos Aires y que mañana lanzarán la campaña con un "timbreo" con "macristas" y "lilitos".
 

En la primera salida, sin embargo, no estará la líder de la CC. Acusó un problema de salud, que la obliga a hacer reposo. Pero sí irán los principales referentes de la Coalición y de Pro. Será el primer paso de la campaña para las elecciones legislativas del 22 de octubre.
 

Según pudo saber LA NACIÓN, es casi inminente el anuncio de que el ministro de Educación, Esteban Bullrich, será el candidato a senador por Cambiemos en la provincia de Buenos Aires. Podría renunciar al ministerio en junio y sería reemplazado por Alejandro Finocchiaro, ministro de la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal.
 

Finocchiaro, de hecho, siempre integró el equipo de Bullrich. La interventora en la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (Acumar), Gladys González, sería la segunda candidata a senadora. Y el neurólogo Facundo Manes encabezaría la lista de diputados en el distrito, como concesión a la UCR.
 

"Se va configurando el mapa, ahora vendrá la discusión por el armado de las listas", dijeron a la nacion en la Casa Rosada. De todo esto hablaron Macri y Carrió en el desayuno de Olivos. La idea será relanzar en la Capital la "marca Cambiemos" en la ciudad.

 

Pero dejarán fuera de la alianza al ex embajador en los Estados Unidos Martín Lousteau, que de postularse lo haría con apoyo del presidente de la UCR porteña, Emiliano Yacobitti, y del influyente dirigente Enrique Nosiglia. Lousteau ayer encabezó un acto en la embajada en Washington y se despidió de sus funcionarios.

Al no poder competir en las PASO, el radicalismo porteño reclamará que Carrió no pueda llevar el sello de Cambiemos. Sin embargo, la conducción nacional de la UCR, José Corral, su referente Ernesto Sanz y otros líderes nacionales y porteños del radicalismo presionarán para que Cambiemos se pueda conformar. La pelea se dirimirá en la justicia electoral porteña.
 

Macri y Carrió acordaron también los primeros pasos de la estrategia electoral y resolvieron que mañana harán el primer "timbreo" en la ciudad de Buenos Aires. "La marca Cambiemos tiene 60 puntos en la ciudad y la suma de Macri y Carrió puede llegar a eso. Carrió puede pelear ese número", se ilusionaban en la Casa Rosada.
 

En rigor, los dirigentes de Carrió nacionalizarán el "timbreo" y se mimetizarán con esa estrategia publicitaria de Jaime Durán Barba. En la Capital Federal, saldrán a tocar timbres Paula Oliveto, Fernanda Reyes, Hernán Reyes y Mariana Zuvic. En la provincia de Tucumán incursionarán mañana Maximiliano Ferrarro y Fernando Sánchez.
 

En la provincia caminarán Marcela Campagnoli, Marisel Echecoin y Toty Flores, los nombres que "Lilita" propondrá para la lista que encabezaría Manes. "Se acordó que habrá un trabajo conjunto en la ciudad de Buenos Aires con el gobierno porteño que comenzará con el timbreo y una estrategia electoral común", dijo a la nacion un allegado a Carrió.

 

Luego de entrevistarse con Macri, la diputada de la CC conversó unos 15 minutos con el jefe de gobierno Horacio Rodríguez Larreta. "Fue un encuentro para organizar la campaña", dijeron en la Casa Rosada. "Existe una total sintonía con Rodríguez Larreta", agregó una fuente muy cercana a "Lilita", que salió sonriente de la quinta de Olivos.
 

Carrió estuvo en la quinta entre las 9.15 y las 10.30. "La reunión con el Presidente fue muy divertida, nos reímos mucho y hablamos de todo, definimos la estrategia electoral y el trabajo conjunto en la ciudad", les dijo Carrió a los voceros de prensa.
 

Desde la Casa Rosada confirmaron que habrá un operativo para "blindar" a Carrió de cualquier ataque y denuncia que reciba, especialmente luego de que escaló su enfrentamiento con el presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, quien anunció que la demandará por daños por una cifra millonaria.
 

La diputada hizo anteanoche duras declaraciones cuando dijo que no sería candidata a senadora en la provincia de Buenos Aires porque Vidal "no quiere" y que la gobernadora "quiere a alguien menos conocido", en referencia a Bullrich. También denunció que es "perseguida por sectores internos de Cambiemos" y acusó al ministro de Seguridad de Vidal, Cristian Ritondo, de difamar a un hijo suyo. En rigor, Vidal y Macri preferían que Carrió no fuera candidata en la provincia. En el desayuno de ayer limaron las diferencias.

www.prensa.cancilleria.gob.ar es un sitio web oficial del Gobierno Argentino